philadelphia

El día que Bruce fue DJ en la radio

Foto: Pierre Robert/Twitter

 

Fue el 7 de abril de 1974. Como Springsteen se mostraba siempre tímido durante las entrevistas, pero no sobre el escenario, el locutor David Dye pensó que lo mejor sería invitarle al estudio de la emisora WMMR para que pinchara sus discos favoritos.

Bruce aceptó y pasó una hora haciendo de disc-jockey en la emisora de Philadelphia, comentando discos de The Beatles, Elvis, Maurice Williams o Aretha Franklin. En la sesión estuvo también presente David Sancious, entonces pianista de la E Street Band.

Recientemente el director creativo de la emisora, Kevin Gunn, encontró en los archivos las cintas de la grabación de ese día, y esta pasada semana decidió re-emitir parte de la sesión con motivo del 48º aniversario del acontecimiento. Puedes escuchar parte de la histórica sesión en este enlace.

La misma WMMR sería unos meses después la emisora elegida para transmitir en directo el concierto del 5 de febrero de 1975 en el club Main Point, cerca de Philadelphia, un concierto ampliamente conocido por los aficionados y que sigue siendo candidato para, algún día, ser editado por el archivo oficial del artista.

 

Tower Theatre 1995

 

La grabación de este mes de los archivos de Springsteen nos trae un concierto en Filadelfia el 9 de diciembre de 1995, al inicio de la gira Solo Acoustic Tour tras editar el magnífico The Ghost of Tom Joad.

1995 fue un año extraño: arrancó con Bruce reuniendo a la E Street Band para grabar canciones adicionales para el álbum de grandes éxitos (de dichas sesiones se publicó el documental Blood Brothers), luego actuó en diversas ocasiones con ellos: en el club Tramps de Nueva York para grabar el video clip de «Murder Incorporated», en el programa de David Letterman, en los estudios Sony y en Cleveland para la inauguración del Hall of Fame Museum. Cuando todo el mundo esperaba que Bruce volviese de gira con la banda apareció el álbum acústico y el anuncio de gira en solitario.

Los conciertos del arranque de la gira, a finales de 1995, se centraron en las canciones del disco, junto a versiones renovadas de «Adam Raised a Cain», «Darkness on the Edge of Town», «Murder Incorporated» o «Born in the USA», con arreglos sombríos, dando al concierto un carácter absolutamente serio y trascendente. Springsteen pedía silencio absoluto al público (bromeando con bajar a la platea a repartir collejas si hacía falta) y contaba largas historias antes de cada canción.

El tono profundo y casi lúgubre de esas primeras actuaciones queda perfectamente reflejado en este concierto ya desde el inicio con una conmovedora versión de «The Ghost of Tom Joad», o con las canciones que forman el núcleo duro del concierto: «Sinaloa Cowboys», «The Line», «Balboa Park», «The New Timer» -que tocó en muy pocas ocasiones- y «Across The Border». Solo en los bises rebaja un poco la tensión, con la recuperación de la primera canción de su primer disco, «Blinded by the Light» (donde bromea imitando la voz nasal de Dylan), «Streets of Philadelphia» o «My Best Was Never Good Enough» como broche.

La de Tom Joad fue una de sus giras más largas, con 128 conciertos desde noviembre de 1995 hasta mayo de 1997, y ofreció la oportunidad de ver al Springsteen más cercano y profundo en pequeños teatros, alejado de los grandes éxitos y afrontando nuevos retos. En 1999, ahora sí, volvería con la E Street Band para iniciar una nueva etapa en su carrera.

Tower Theatre 2005

Hacía más de un año de la publicación de un concierto de la gira Devils & Dust en la serie de directos del archivo de Springsteen. En esa ocasión el concierto elegido fue el de Estocolmo.

Tower Theatre 2005, publicado el primer viernes de septiembre, contiene un concierto grabado en dicho teatro de Filadelfia el 17 de mayo de ese año, en los inicios de lo que fue su segunda gira en solitario, acompañado de numerosos instrumentos (pump organ, ukelele, dobro, piano, órgano, armónica, guitarra eléctrica y un sinfín de guitarras acústicas de todo tipo) y las ocasionales aportaciones de Alan Fitzgerald al teclado (aunque desde detrás del escenario).

Esta magnífica actuación, con un Springsteen de voz portentosa, arranca con la sublime «My Beautiful Reward», que nos sitúa ya en un estado emocional y físico distinto al de cualquier gira previa del artista. Además de los estándares de la gira («Devils & Dust», la distorsionada e impactante «Reason to Believe», «Empty Sky», «Maria’s Bed», «Jesus Was an only Son» o una emocionante «Matamoros Banks» como cierre), esa noche sorprendió con una inesperada versión de «Iceman», la outtake de Darkness rescatada en la caja homónima, o la recuperación de dos de esas joyas poco conocidas pero altamente apreciadas, como son «Incident on 57th Street» o «Wreck on the Highway».

Un show exquisito para paladares delicados y otra gran adición a la ya amplísima lista de conciertos oficiales del archivo privado del artista. Más que recomendable (disponible en Nugs.net).

 

Bruce Springsteen plays for Hillary Clinton

Bruce Springsteen performed last night at Hillary Clinton’s final campaign rally in Philadelphia. Bruce went onstage after Bon Jovi and sang «Thunder Road», «Long Walk Home» and «Dancing in the Dark».

Ir arriba