the river

Nassau Coliseum Dec. 28, 1980


Con la edición del concierto del 28 de diciembre de 1980 en el Nassau Coliseum de Nueva York se completa la trilogía de conciertos que Bruce Springsteen & The E Street Band ofrecieron para cerrar de forma majestuosa el año y la primera parte de la gira The River.

Esta actuación, la primera de las tres noches, arranca con la versión roquera del clásico «Merry Christmas, Baby» de Lou Baxter (grabada en 1947 por Johnny Moore, aunque la versión de Springsteen está basada en la de Otis Redding de 1963), seguida de un explosivo trio formado por «Badlands», «Two Hearts» y «Tenth Avenue Freeze-Out» para mostrar el poderío de la E Street Band.

Entre los momentos destacados están el estreno de «This Land is Your Land», con un Bruce más concienciado social y políticamente tras leer la biografía de Woody Guthrie escrita por Joe Klein, tal como menciona antes de iniciar la canción, en una versión distinta de la que llegaría a Europa en la gira de 1981.

La primera parte transcurre combinando rocks poderosos y acelerados («Out in the Street», «Prove it All Night», «Who’ll Stop the Rain» o «The Promised Land») con baladas que dan un respiro a la intensidad de la noche («Independence Day», «Factory» o «The River»), culminando con una sentida «Thunder Road» donde Bruce deja cantar al público más estrofas de lo habitual, convirtiéndola en una de las versiones más emocionantes de su carrera.

Tras un descanso Bruce y los E Streeters vuelven al escenario para una segunda parte trepidante repleta de canciones de The River (llegaron a tocar 13 temas del álbum esa noche). Tras un inicio desenfrenado con «Cadillac Ranch» y «Hungry Heart» llega la festiva «Sherry Darling», con su extenso solo de saxo al final. Ojo a los coros en «Hungry Heart» a cargo de los invitados Mark Volman y Howard Kaylan (conocidos como «Flo & Eddie») replicando lo que ya hicieron en la versión del álbum, y al entusiasmado público cantando a todo volumen la primera estrofa de la canción y el estribillo. 

Tiempo ahora de revisar el pasado con dos outtakes del Darkness: «Fire» y «Because the Night». Se da la circunstancia de que esta última fue publicada en la caja Live/1975-85, aunque el larguísimo solo de guitarra fue cambiado por un solo más corto que Bruce hizo en el estudio en 1986, alterando así la verdadera versión en directo, una práctica que repitió en muchas otras canciones de la famosa caja.

Sus primeros discos quedan bien representados por sendas y estupendas versiones de «Sandy», «For You» y «Rosalita», las cuales acompañan a las canciones de The River, con sus canciones más eléctricas («The Ties That Bind», «Ramrod», «You Can Look»), alternadas con las baladas («Stolen Car», «Wreck on the Highway», «Point Blank»).

A un concierto de por sí muy extenso se añade una contundente tanda de bises, con la apropiada «Santa Claus is Coming to Town» junto a «Jungleland», «Born to Run» y el «Detroit Medley», alargando el show hasta las 3 horas y media, dejando a un público exhausto que ha tenido la ocasión de celebrar el final del año con un concierto impresionante (que incluso sería superado en las dos noches siguientes, también publicadas del archivo oficial).

Bruce Springsteen acababa de llegar por fin al nº 1 de las listas con su flamante doble álbum The River, tenía 31 años, se permitía tocar casi cuatro horas cada noche junto a una E Street Band en plenitud y se preparaba para la conquista de Europa el año siguiente.

Bruce canta «The River» en el programa de Colbert

Photo: Scott Kowalchyk/CBS ©2021

Octubre ha sido un mes de hiperactividad para Bruce Springsteen, quien además de echar una mano a Steve Van Zandt para promocionar su reciente biografía, ha hecho su propia campaña de promoción aprovechando la edición del libro Renegades y el anuncio de la edición en noviembre de The Legendary 1979 No Nukes Show, del cual hemos visto ya dos clips de avance.

El 25 de octubre Bruce fue entrevistado en el programa de la cadena CBS Late Night with Stephen Colbert. Ambos conversaron sobre el libro Renegades, co-escrito con Barack Obama tras la colaboración de ambos en el podcast del mismo nombre («cuando me llamó pensé ‘el presidente se ha equivocado de número'»), o sobre la inspiración para su canción «The River», escrita en 1979 y estrenada en los dos conciertos No Nukes.

Hablando de su carrera musical mostró al público la mítica guitarra mezcla de Telecaster y Esquire, con la que tantos conciertos ha dado y ha grabado todos sus discos clásicos. «Esta guitarra ha estado en cada club, teatro, pabellón y estadio a lo largo de Estados Unidos y gran parte del mundo», afirmó. El programa finalizó con una versión acústica de «The River» interpretada en directo en el plató, y la proyección de un clip de «Quarter to Three» extraído de la película de los conciertos antinucleares que editará el 19 de noviembre.

La entrevista completa está disponible en diversos clips de Youtube:




Barcelona 1981 – 40 años – Parte 3

«Cualquier persona que fue salió enloquecida»

Adrián Vogel (del libro Bruce Springsteen en España)


La larga espera acabó la semana después de Pascua, y Springsteen aterrizaba en Barcelona el lunes día 20 de abril. Como cuenta Adrián Vogel (entonces en CBS y encargado de acompañar al artista durante su estancia) en el estupendo libro Bruce Springsteen en España (Jordi Bianciotto y Mar Cortés 2011), llevaron al artista a dar una vuelta y que conociera Barcelona, y Bruce «quedó acojonado con Gaudí. Dijo aquello de que era como cuando vio a Elvis en el Ed Sullivan Show. Era un tipo con capacidad de entender a Gaudí y de entender también la Rambla. Tenía un gran afán por aprender».

El Correo Catalán, 21 de abril de 1981

A media tarde del día 21 Springsteen y su troupe llegaron al Palau, y durante las pruebas de sonido Bruce se dedicó a pasearse por las gradas para comprobar que el sonido era adecuado, como pudieron comprobar una docena de fans que se colaron tras un despiste de algún portero que abrió puertas antes de hora.

El póster de CBS para las tiendas

Llega la noche y durante casi tres horas, el deliro, la emoción, el desbordamiento, la apoteosis, la euforia… un cúmulo de emociones que quedaron marcadas a fuego en el recuerdo de 7.000 afortunados. «Cualquier persona que fue salió enloquecida y se convirtió en la propagadora más importante del artista», recordaba Adrián Vogel.

El concierto mezcló canciones de sus tres discos más conocidos en ese momento, Born to Run, Darkness on the Edge of Town y The River, con una única pincelada a sus dos primeras obras (la explosiva «Rosalita», con la que finalizó la segunda parte) y versiones de John Fogerty («Who’ll Stop the Rain?» -de su etapa en la Creedence- y «Rockin’ All Over The World») o Woody Guthrie («This Land is Your Land»).

Un pequeño y ávido grupo de fans intrépidos contravino las prohibiciones habituales y grabó el concierto. Existen al menos 4 grabaciones de audio (de distinta calidad, aunque ninguna muy destacable) y dos en vídeo: unos pocos minutos -sin sonido- filmados en película Super8 al inicio del concierto, y los 25 minutos de vídeo con diez canciones que aun se pueden ver en Youtube.

El lado oscuro de la fuerza…

El vídeo más completo lo grabó Gaspar Fraga, quien ese día decidió probar su nueva cámara en el concierto. En aquella época una cámara portátil tenía un peso considerable, y se componía de dos piezas, la propia cámara y un grabador con la correspondiente cinta VHS. Entrar el equipo y tener la paciencia de grabar era poco menos que una proeza.

Pocos años después, al conocer de la existencia de dicha filmación, contacté con Gaspar, quien muy amablemente -y sin apenas conocerme- me recibió en su casa, me mostró el impresionante documento y me permitió hacer copias para compartir con amigos.

Uno de estos amigos, Manuel Huerga, subió muchos años después el vídeo a Youtube y, como se dice, el resto es historia…

Vídeo: 25 minutos gloriosos en 10 vídeos.

Bruce Springsteen en barcelona 1981 - el éxtasis
Éxtasis en Barcelona. Danny Federici, Clarence Clemons y Bruce. Foto © Francesc Fàbregas.

El repertorio del concierto en Barcelona fue el siguiente:

       Primera parte:

  1. FACTORY
  2. PROVE IT ALL NIGHT
  3. OUT IN THE STREET
  4. THE TIES THAT BIND
  5. DARKNESS ON THE EDGE OF TOWN
  6. INDEPENDENCE DAY
  7. WHO’LL STOP THE RAIN
  8. TWO HEARTS
  9. THE PROMISED LAND
  10. THIS LAND IS YOUR LAND
  11. THE RIVER
  12. BADLANDS
  13. THUNDER ROAD

    Segunda parte:
  14. CADILLAC RANCH
  15. SHERRY DARLING
  16. HUNGRY HEART
  17. BECAUSE THE NIGHT
  18. YOU CAN LOOK (BUT YOU BETTER NOT TOUCH)
  19. POINT BLANK
  20. RACING IN THE STREET
  21. BACKSTREETS
  22. RAMROD
  23. ROSALITA (COME OUT TONIGHT)

    Bis:
  24. BORN TO RUN
  25. DETROIT MEDLEY
  26. ROCKIN’ ALL OVER THE WORLD

Mañana: la reacción de la prensa.

Barcelona 1981 – 40 años – Parte 2

Estamos en marzo de 1981 y las opciones de ver a Springsteen por estos lares se habían desvanecido. Pero sucedió lo inesperado: Springsteen, exhausto, canceló diversos conciertos de su gira americana, que fueron pospuestos hasta primeros de marzo. El cambio de fechas y el agotamiento físico del artista forzaron la cancelación de la gira británica que arrancaba ese mismo mes, cuyas fechas se movieron a mayo y junio. Se movieron más fechas continentales y eso abrió las puertas a intentarlo de nuevo. Francia, donde debía dar cuatro conciertos (dos en París, uno en Lyon y uno en Montpellier), salió perjudicada, perdiendo el concierto del 24 de abril en Montpellier (que se trasladó más al norte, a Lyon).

Anuncio en prensa con las fechas originalmente previstas en el Reino Unido en marzo y abril
Las fechas británicas se trasladaron a mayo y junio. Los compradores recibieron esta postal informativa.

Y así el 24 de marzo saltaba la noticia. Gay & Company, via télex, anunciaba un único concierto: «Confirmamos fecha de 21 de abril de Bruce Springsteen en Barcelona». Se intentó una segunda fecha en Madrid pero fue imposible. La prensa española se hacía eco de las exigencias: sillas en pista y 10 millones de pesetas de caché. Lo primero, como sabemos, no llegó a cumplirse.

Diario Pueblo, 25 de marzo de 1981

A primeros de abril, a pocas semanas del concierto, se pusieron las entradas a la venta. Unas 7.000 personas acudieron a la cita, incluyendo cientos de fans que vinieron en autocares organizados desde Madrid, Bilbao, Valencia, Valladolid, Murcia y otras ciudades. Ya por entonces había un nutrido grupo de fans entregados que de ninguna manera iban a perderse un acontecimiento histórico.

The River había llegado a las listas de éxitos españolas, «Sherry Darling» se publicó como segundo single (con una inédita, la estupenda «Be True», en la cara B) y no paraba de sonar en todas las emisoras. Springsteen había consolidado, paso a paso desde la edición de Born to Run en 1975, una carrera sólida que había aumentado el mito año a año. Se oía hablar de sus conciertos legendarios, pero prácticamente nadie aquí lo había podido atestiguar, salvo la docena de periodistas que CBS mandó a Londres en 1975 para ver uno de los pocos conciertos que Springsteen ofreció en Europa ese año.

La ciudad se llenó de posters anunciando el concierto (compartiendo cartel con otro concierto mítico, el de The Clash en Badalona el 28 de abril), las tiendas tuvieron su poster también (en color, hecho por la discográfica y donde hablaba de «única actuación en España») y se publicaron anuncios en prensa (El Noticiero Universal sorteó entradas para 35 afortunados).

Una preciosa entrada a todo color garantizada la puerta al paraíso Springsteeniano, tras pagar las 900 pesetas que costaba. Ya sólo quedaba esperar unos días hasta que llegaran las 21:30 del (lluvioso) martes 21 de abril.


Mañana: el concierto.

Ir arriba