new jersey

Giants Stadium, NJ August 22, 1985

Este mes el concierto de archivo llega con algo de retraso pero complacerá a gran parte de los seguidores y coleccionistas de Bruce Springsteen. Se trata del larguísimo concierto en el Giants Stadium de East Rutherford (Nueva Jersey) del 22 de agosto de 1985, el cuarto de una serie de conciertos en su tierra natal, en pleno apogeo de la gira Born in the USA, ya cerca de su final, y con las ventas del disco multiplicándose por millones en todo el mundo y diversas canciones del álbum en lo más alto de las listas de ventas.

La elección de este concierto no es casual: esa noche la E Street Band contó con el regreso de Steve Van Zandt, por entonces Little Steven, aunque fuera solo en la tanda de bises, con espléndidas interpretaciones de «Two Hearts», «Ramrod», «Twist and Shout-Do You Love Me?» (¡16 minutos!), «Jersey Girl» y una pletórica «Sherry Darling» como cierre de concierto.

Todo ante un público masivo, leal, entusiasta y enfervorizado (como atestigua la grabación). un Springsteen en plena forma vocal y la banda más rodada que nunca a esas alturas. El show en el Giants Stadium nos muestra una setlist clásico de esa gira, potente desde su apertura con «Born in the USA», «Badlands» y «Out in the Street», manteniendo canciones de Nebraska incluso en un estadio gigantesco («Johnny 99» y «Atlantic City»), junto a diez de las doce canciones del álbum, y furiosas versiones de «Trapped», «Seeds», «Born to Run» o «The Promised Land».

Bruce Springsteen llegó al cielo ese año y tocó la luna, convertido en la estrella más brillante del firmamento. Nada sería ya igual desde ese momento. El concierto se puede adquirir (via descarga o en CD) en la web de Nugs. El sonido, no hace falta decirlo, es extraordinario.

Steve Van Zandt publicará su biografía

Steve Van Zandt Unrequired InfatuationsTras las biografías de Bruce Springsteen y Clarence Clemons le tocaba el turno a Steve Van Zandt. El veterano guitarrista de la E Street Band publicará su autobiografía, titulada «Unrequired Infatuations» el 28 de septiembre (en papel, Ebook y audiobook – grabado por él mismo-).

A través de sus 256 páginas Steve revisará su vida desde sus humildes orígenes en un pequeño pueblo de Nueva Jersey, donde dejará de lado su fervor religioso de la infancia para lograr abrirse paso en el mundo del rock’n’roll, su obsesión.

De sus inicios en bandas locales como The Shadows, su primer encuentro con Springsteen en 1966, su entrada en Steel Mill en 1970, el papel clave que tuvo en el desarrollo de Southside Johnny y sus Asbury Jukes hasta su explosión en múltiples facetas: el triunfo con la E Street Band, el activismo político, su carrera en solitario, sus programas de radio, el trabajo de productor discográfico o su faceta de actor en Los Sopranos o Lilyhammer.

Todo esto y mucho más en lo que promete ser una lectura fascinante.

Bruce Springsteen Day

Un comité del Senado del estado de Nueva Jersey ha lanzado una proposición para designar cada 23 de septiembre como el «Día de Bruce Springsteen». La diputada Valerie Vainieri ha sido la encargada de presentar la propuesta AJR65 en la asamblea del estado.

«Creemos que es un icono de Nueva Jersey, además de un músico de talento y un héroe de la clase trabajadora», ha declarado Vainieri a NJ.Com. La propuesta pide que se declare el 23 de septiembre de cada año «día de Bruce Springsteen» y que el gobernador proclame cada año que se celebre el día con «los programas y actividades apropiadas».

En 1979 ya hubo una proposición similar, que no prosperó, para que «Born to Run» fuera el «himno no oficial» del estado.

La que sí prosperó en 2013 fue la resolución del ex-gobernador Chris Christie que nombró el 11 de enero como «Clarence Clemons Day».

Bruce Springsteen actuará en un diminuto club de Asbury Park el 18 de junio

Sí, es cierto.  El club Asbury Lanes abre sus puertas de nuevo después de una extensa renovación, y Bruce Springsteen actuará el día de la inauguración (18 de junio) como invitado del grupo telonero (la Tangiers Blues Band de Danny Clinch). El artista principal es Portugal The Man. La venta de entradas beneficiará a la asociación Boys & Girls Club of Monmouth County.

El local, con capacidad para solo 750 personas, ocupa el sitio donde durante años estaba el legendario club The Fast Lane, donde Springsteen actuó por sorpresa en diversas ocasiones entre 1978 y 1982.

Sólo hay dos posibilidades de conseguir entradas (y ambas son muy remotas):

  • Ser residente en Asbury Park. 100 entradas se sortearán a través de un sistema de lotería,
  • Si no vives en Asbury siempre puedes inscribirte en el sorteo que hará la propia sala: un ganador tendrá acceso a 2 entradas y una estancia de una noche en el The Asbury Hotel.

Springsteen deslumbra en su tercer concierto en New Jersey

Sorprendió en el primer concierto de la gira americana con «New York City Serenade», sección de cuerdas incluída, con «Santa Claus is Coming to Town», «Something in the Night», «Jack of All Trades» o ese final con «Jersey Girl» acompañado de fuegos artificiales. La segunda noche repitió con la serenata neoyorquina como arranque, además de «Lost in the Flood», «Night», «Backstreets» o una incendiaria «The Ghost of Tom Joad» con Tom Morello a la guitarra.

Luego se fueron a Chicago y, oh, la sección de cuerdas viajó con Bruce y la E Street Band y volvieron a abrir con la inconmensurable «New York City Serenade» (¿lo hará todo lo que queda de gira?), además de deleitar con «Racing in the Street» o la rarísima (de oir en directo) «None But The Brave» (una de las joyas perdidas).

Pero ayer, en su tercera noche en Nueva Jersey, la del cierre, Springsteen deslumbró con un concierto de los que ni el fan más atrevido hubiera soñado. Tras «New York City Serenade» (que extraño, y agradable, se hace que algo tan raro de ver y oir sea ahora habitual) dejó boquiabierto a cualquiera que aprecie la etapa inicial de la carrera del artista: durante hora y media sonaron sólo canciones escritas en 1973. Es decir, una retahíla de tesoros de sus dos primeros discos, uno tras otro, ante la incredulidad del personal.

Lo advirtió Bruce: «Vamos a intentar tocar un montón de cosas que no tocamos las otras dos noches». Y llegaron «Blinded by the Light», «Does This Bus Stop at 82nd Street?», «Saint in the City» y «Spirit in the Night», las cuatro del debut Greetings from Asbury Park. Luego «Summertime Blues» (la única ajena y un clásico de los años 60), para empezar a continuación un repaso a ese infravalorado segundo disco, The Wild The Innocent and The E Street Shuffle, con cuarenta minutos de infarto: «Sandy», «Kitty’s Back», «Incident on 57th Street» y «Rosalita».

Ese primer KO finalizó con «Pretty Flamingo», la preciosa balada de Manfred Mann que solía tocar en 1975 durante la gira Born to Run. A partir de aquí repertorio variado, con «Atlantic City» seguida de cinco canciones de Born in the USA y dos de The River (quizá sea el único concierto donde esto no sea un problema). Recuperó «Living Proof», una de las mejores canciones de su etapa sin la E Street Band, y finalizó el show con una traca de rock irresistible («Candy’s Room», «She’s the One», «Because the Night») culminando con el clásico «Badlands».

Los bises fueron extensos y generosos: nueve canciones, casi una hora, con «Secret Garden» como mayor sorpresa, además de «Jungleland», «Twist and Shout», «Glory Days» y el «Jersey Girl» final. En total 4 horas y un minuto, pasando a ser el concierto más largo que ha dado en América y el segundo más largo de su historia (tras Helsinki: 4 horas 4 minutos). Un tema más y…

Dejando de lado los récords, los asistentes al concierto afirman que la actuación fue de gran intensidad en todo momento, con un Bruce desbocado y tocando como si fuera su última noche. Conciertazo. Y pronto lo podremos escuchar gracias a las descargas oficiales.

Ver setlist completo de la tercera noche en Nueva Jersey.
Ver setlist completo de la segunda noche en Nueva Jersey.
Ver setlist completo del concierto en Chicago.

Ir arriba