new jersey

Ladies & Gentlemen… Mr. Bruce Springsteen!

Dos veces se han oído estas palabras este mes. Ambas en el MetLife Stadium de East Rutherford en Nueva Jersey. La primera el 5 de junio cuando Chris Martin de Coldplay anunciaba la presencia de Bruce Springsteen en su concierto, quien se presentó con un «Hello, New Jersey!» antes de cantar «Working on a Dream» y «Dancing in the Dark», acapella en su parte inicial y mostrando una buena forma vocal, alternando estrofas con Chris Martin.

El 16 de junio repitió experiencia en el mismo estadio, esta vez como invitado de Paul McCartney, quien celebraba su 80 cumpleaños. En esta ocasión subió al escenario provisto de una guitarra eléctrica, para tocar «Glory Days» y «I Wanna Be You Man» a duo con el ex-Beatle. Dos leyendas compartiendo escenario, uno de esos momentos que perdurarán en el tiempo (capturado a la perfección por un fan provisto de una cámara 4K).

Bruce se unió a la jam de «The End» que cerró el concierto. Springsteen intercambió solos con los dos guitarristas de McCartney y formó parte, como uno más de la banda, del saludo final.

Freehold acogerá el museo de Bruce Springsteen en 2024

El ayuntamiento de Freehold aprobó el 7 de marzo la propuesta de colaboración con la entidad ‘Bruce Springsteen Archives and Center for American Music at Monmouth University’, el departamento de la Universidad de Monmouth, Nueva Jersey, que acoge los archivos oficiales del artista.

El ayuntamiento y el archivo del artista planean abrir en 2024 un museo interactivo en el Firehouse (cuartel de bomberos) situado en el 49 de West Main Street, cuya misión será preservar el legado musical del artista y su importancia en la historia de la música americana.

Está previsto que el museo incluya fotos, carteles, libros, revistas, manuscritos, documentos, películas y filmaciones de conciertos, entrevistas, y todo tipo de artefactos relacionados con Bruce Springsteen. Habrá exposiciones especiales y programas públicos educativos para las escuelas locales, y se espera que acudan al museo visitantes de todo el mundo.

Al día siguiente, en una rueda de prensa celebrada en el cuartel de los bomberos de Freehold, se hizo la presentación oficial del proyecto con la presencia del propio Bruce Springsteen. El cambio de ubicación de los bomberos permitirá reformar el edificio actual para convertirlo en museo. Eileen Chapman, directora del archivo, el alcalde Kevin Kane y Patrick Leahy (presidente de la Universidad de Monmouth) dieron más detalles del proyecto en sus discursos, antes de dar paso a Springsteen, quien habló a continuación:

«Nadie me dijo que tendría que hablar. Pensaba que iba a hacerme unas fotos» dijo Springsteen bromeando. «Todo lo importante que aprendí lo aprendí en esta ciudad. Hasta los doce años aprendes casi todo lo que eres. Aunque a la primera ocasión que tuve ¡me largué de aquí!. Lo raro es que tras viajar por todo el mundo, me di cuenta de esto: siempre volvía. Siempre».

«No puedes evitar pensar que parece todo muy extraño. Cerca de aquí escribí algunas canciones y pensar que cincuenta años después a alguien siquiera le interesarían… ¿qué posibilidades había? Muy pocas.»

«Ha sido fantástico que esta ciudad haya sido el centro de mi arte, de mi vida. Y espero seguir así hasta que me metan en la caja. Gracias.»

John Mellencamp publica su primera colaboración con Springsteen

Susan Fimiani, Bruce y John en un encuentro fortuito en Bay Head, NJ en septiembre

A modo de avance del que será su nuevo álbum (Strictly a One-Eyed Jack, previsto para 2022), John Mellencamp ha publicado el single «Wasted Days», donde canta y toca Bruce Springsteen. El clip promocional de la canción se filmó en la finca de Springsteen en Colts Neck, New Jersey, bajo la dirección de su colaborador Thom Zimny.

«Wasted Days» es una de las tres canciones de Mellencamp donde colabora el de Nueva Jersey. Un tema sombrío que sin duda recuerda (melódicamente) a «Independence Day», con letra profunda y reflectiva y una instrumentación de sabor country-folk con el reconocible estilo de Mellencamp.

Para quienes hemos seguido la carrera de estos dos íconos en paralelo, con una profunda admiración por ambos, es un auténtico regalo verles juntos compartiendo su talento. En su página web el propio John cuenta como, tras años de conocerse, acabaron forjando una amistad en 2019:

“Escucha, te lo diré claramente: quiero a Bruce”, dice Mellencamp. “Le quiero como a un hermano. Me siento afortunado de haber encontrado en él a un colega y buen amigo. Esto debería haber pasado hace años». The Boss se adentró aun más en el mundo de Mellencamp cuando se quedó unos días en su casa en Bloomington (Indiana). «Bruce y yo hemos pintando dos cuadros juntos. Tenemos un cuadro en el que trabajamos dos días seguidos. Él pinto un lado y yo el otro. Bruce nunca había pintado nada y lo hizo muy bien, se metió de lleno. Me sorprendió su empeño. Me preguntaba «¿Cómo haces esto, John? ¿Cómo hago para que funcione?». Estamos viendo cómo ponerlo a la venta para una fundación benéfica».

 

«¿Cuantos veranos quedan?
¿Cuantos días se pierden en vano?
¿Quién cuenta ahora?
En estos últimos años que quedan
¿Cuantos minutos tenemos aquí?

Días desperdiciados
Días desperdiciados
Vemos nuestras vidas simplemente desvanecerse
Con más días desperdiciados

¿Cuanta pena queda por escalar?
¿Cuántas promesas valen un centavo?
¿Quién diablos vale nuestro tiempo?»

 

Giants Stadium, NJ August 22, 1985

Este mes el concierto de archivo llega con algo de retraso pero complacerá a gran parte de los seguidores y coleccionistas de Bruce Springsteen. Se trata del larguísimo concierto en el Giants Stadium de East Rutherford (Nueva Jersey) del 22 de agosto de 1985, el cuarto de una serie de conciertos en su tierra natal, en pleno apogeo de la gira Born in the USA, ya cerca de su final, y con las ventas del disco multiplicándose por millones en todo el mundo y diversas canciones del álbum en lo más alto de las listas de ventas.

La elección de este concierto no es casual: esa noche la E Street Band contó con el regreso de Steve Van Zandt, por entonces Little Steven, aunque fuera solo en la tanda de bises, con espléndidas interpretaciones de «Two Hearts», «Ramrod», «Twist and Shout-Do You Love Me?» (¡16 minutos!), «Jersey Girl» y una pletórica «Sherry Darling» como cierre de concierto.

Todo ante un público masivo, leal, entusiasta y enfervorizado (como atestigua la grabación). un Springsteen en plena forma vocal y la banda más rodada que nunca a esas alturas. El show en el Giants Stadium nos muestra una setlist clásico de esa gira, potente desde su apertura con «Born in the USA», «Badlands» y «Out in the Street», manteniendo canciones de Nebraska incluso en un estadio gigantesco («Johnny 99» y «Atlantic City»), junto a diez de las doce canciones del álbum, y furiosas versiones de «Trapped», «Seeds», «Born to Run» o «The Promised Land».

Bruce Springsteen llegó al cielo ese año y tocó la luna, convertido en la estrella más brillante del firmamento. Nada sería ya igual desde ese momento. El concierto se puede adquirir (via descarga o en CD) en la web de Nugs. El sonido, no hace falta decirlo, es extraordinario.

Steve Van Zandt publicará su biografía

Steve Van Zandt Unrequired InfatuationsTras las biografías de Bruce Springsteen y Clarence Clemons le tocaba el turno a Steve Van Zandt. El veterano guitarrista de la E Street Band publicará su autobiografía, titulada «Unrequired Infatuations» el 28 de septiembre (en papel, Ebook y audiobook – grabado por él mismo-).

A través de sus 256 páginas Steve revisará su vida desde sus humildes orígenes en un pequeño pueblo de Nueva Jersey, donde dejará de lado su fervor religioso de la infancia para lograr abrirse paso en el mundo del rock’n’roll, su obsesión.

De sus inicios en bandas locales como The Shadows, su primer encuentro con Springsteen en 1966, su entrada en Steel Mill en 1970, el papel clave que tuvo en el desarrollo de Southside Johnny y sus Asbury Jukes hasta su explosión en múltiples facetas: el triunfo con la E Street Band, el activismo político, su carrera en solitario, sus programas de radio, el trabajo de productor discográfico o su faceta de actor en Los Sopranos o Lilyhammer.

Todo esto y mucho más en lo que promete ser una lectura fascinante.

Ir arriba