e street band

July 4 & 5, 2012 Paris


La sorpresa del mes de julio ha sido la edición conjunta de ambos conciertos en Paris en julio de 2012, durante la gira Wrecking Ball. Además de ser los únicos conciertos en pabellón cubierto de toda la gira europea, fueron las dos noches más aclamadas, en especial la segunda. El concierto del 5 de julio dejó huella y está considerado como uno de los mejores de los últimos veinte años. Para muchos fans el mejor detrás del ya mítico concierto en St. Louis en 2008 (también publicado por el archivo de Springsteen).

Del primer concierto, con un setlist similar al resto de conciertos de la gira, destacan las versiones de «The E Street Shuffle», «Sandy» e «Independence Day» (con Bruce tocando el piano), en un concierto intenso que se recuerda por el calor sofocante del pabellón, con el aire acondicionado estropeado.

La segunda noche el panorama cambió. Menos calor y un Bruce que salió a matar, sorprendiendo con 6 vibrantes canciones antes de llegar a tocar la que hasta entonces era la apertura del concierto («We Take Care of Our Own»). Aunque el ritmo de la batería parecía indicar que arrancaba con ésta, «The Ties That Bind», espléndida, dio paso, una tras otra, a grandes e inesperadas interpretaciones de «No Surrender», «Two Hearts», «Downbound Train», «Candy’s Room» y «Something in the Night«. El pabellón ardía, Bruce se mostraba exultante y el concierto no perdió chispa ni un instante. La llama estaba encendida en la que sería una noche inolvidable.

Por si la gran arrancada, la emotiva «My City of Ruins» y el clásico «Spirit in the Night» no fueran suficientes, Bruce tenía más ases en la manga. Y así llegaron la soberbia «Incident on 57th Street» (momento estelar), esplendorosos ataques a «Because the Night» y «She’s the One» o, de nuevo, joyas rescatadas como «For You» o la épica «Racing in the Street» (¡qué coda final con Roy!). Esos momentos acabaron de certificar un concierto memorable y que consiguió ganarse un puesto como uno de los más destacados desde la reunión de la E Street Band.

Ambos conciertos están disponibles en la página del Archivo de Springsteen.

Anunciada la gira británica de 2023

Tras una larga espera se han confirmado las fechas de la gira de Bruce Springsteen & The E Street Band en el Reino Unido en 2023. Serán 4 las actuaciones en el país:

30 Mayo 2023 – BT Murrayfield Stadium, Edinbugh, Escocia, Livenation.co.uk
16 Junio 2023 – Villa Park, Birmingham, Inglaterra, axs.com
6 y 8 Julio 2023 –  BST Hyde Park, Londres, bst-hydepark.com

Las entradas saldrán a la venta el día 21 de julio a las 10:00 de la mañana (hora española, las 9:00 en UK).

MSG 05/16/88


Para este mes de mayo, el archivo de Springsteen vuelve a la gira Tunnel of Love, con el concierto registrado el 16 de mayo de 1988 en el Madison Square Garden de Nueva York, donde actuó 5 noches consecutivas. Aunque el repertorio de la gira era bastante estático y poco dado a cambios y sorpresas, este concierto destaca por su intensidad y por ser un fiel reflejo de lo que fue esa gira.

Tras el inicial «Tunnel of Love» llegan dos cañonazos con la trepidante «Boom Boom» seguida de «Be True» (habitualmente tocaba una u otra, raramente las dos), completando un arranque pletórico con una hiper-electrificada «Adam Raised a Cain», con un destacado papel de la sección de vientos.

Más adelante la combinación de «Seeds» con «Roulette» (outtake de The River que apareció en esta gira por sorpresa) es uno de los puntos álgidos de la primera parte del concierto, igual que ocurre con el potente duo «War»/»Born in the USA» que cierra el set. Pocas veces «Born in the USA» ha sonado tan demoledora e intensa como en esta gira.

La segunda parte sigue de nuevo el patrón habitual de la gira, aunque cabe destacar un par de canciones que, desafortunadamente, apenas aparecieron en la gira europea de estadios, y que son precisamente dos de las mejores canciones del disco: «One Step Up» y «Walk Like a Man», bellísimas, elegantes.

Llegan los bises, aunque quizá sería más correcto llamarles tercera parte del show si consideramos su duración: 9 canciones y 45 minutos. La acústica «Born to Run» (otra marca característica de esta gira) da paso al intervalo más festivo de la noche, con «Hungry Heart», «Glory Days», «Tenth Avenue Freeze-Out»… y un trio de sorpresas más: Bruce cantando «Crying» de Roy Orbison de forma magistral, el rock primitivo de «Have Love Will Travel» (versión del clásico de los Sonics de Seattle, 1965) y una despedida por todo lo alto con la E Street Band interpretando «New York, New York», popularizada por Frank Sinatra, mientras Bruce se despide del público neoyorquino.

La guinda la encontramos al final de la grabación, una vez finalizado el concierto, con una versión de «In Dreams» grabada durante las pruebas de sonido de esa tarde, horas antes del concierto. Una toma deliciosa y delicada en homenaje (dos veces el mismo día) a Roy Orbison, una de las mejores voces de la historia del rock.

«Sherry Darling», primer avance de The Legendary 1979 No Nukes Concerts

«Sherry Darling» es el primer avance de lo que será el doble CD, doble vinilo, DVD y Bluray The Legendary 1979 No Nukes Concerts, cuya edición está prevista para el 19 de noviembre. Y nos muestra a un Bruce frenético acompañado de una arrolladora E Street Band. Explosiva, exuberante, la banda que en los 70 contribuyó a forjar creó la leyenda de Springsteen, ahora en alta definición.

Fenway Park Aug 15, 2012

Volviendo a la puntualidad del primer viernes de cada mes, en Agosto el concierto elegido del archivo ha sido la segunda noche en el estadio Fenway Park de Boston durante la gira Wrecking Ball.

Una gira donde Springsteen recuperó la sección de vientos y Jake Clemons tomó protagonismo como saxofonista principal en sustitución de su tío, el fallecido Clarence Clemons. Curtis King  y Cindy Mizelle, en los coros, y Everett Bradley, encargado de percusiones y coros, completaron la extensísima banda (18 personas sobre el escenario en las noches en que Patti Scialfa estaba presente).

Tras unos meses con un gran presencia de canciones del entonces nuevo álbum, en verano llegó la gira por estadios y Springsteen se abrió a tocar canciones de toda su carrera, desde las más conocidas a las piezas más escondidas y rebuscadas de su extenso catálogo.

El concierto en Fenway Park fue considerado por unanimidad entre los expertos como uno de los mejores de la gira, una de esas noches especiales donde la habitual magia del artista alcanza cotas especiales. Aunque una grabación nunca llega a reflejar con total fidelidad lo que se pudo vivir in situ, a través de esta nueva entrega del archivo sí se percibe lo fantástico de una noche repleta de clásicos, rarezas y momentos únicos.

La noche arrancó con todo el público cantando el clásico del béisbol «Take Me Out to the Ballgame», creando ya un ambiente especial. Bruce abrió con una versión con solo armónica, voz y piano de «Thunder Road», como hacía en 1975, seguida por una retahila de «éxitos veraniegos», con «Hungry Heart», «Sherry Darling», «Summertime Blues» y la infrecuente «Girls in their Summer Clothes».

Además de algunos de los estándares de la gira («We Take Care of Our Own», «Wrecking Ball», «Shackled and Drawn» o «Death to My Hometown») hubo tiempo para clásicos («Badlands», «Two Hearts», «Dancing in the Dark», «Backstreets» -con interludio intermedio incluido, esta vez con una parte de «Dream Baby Dream») y para joyas del pasado remoto («Does this Bus Stop at 82nd Street?», «Thundercrack», «Frankie» o la versión de 1978 de «Prove it all Night»).

También para desenfrenadas versiones de «Knock on Wood» (impecable), «Who’ll Stop the Rain?» (como formidable introducción a la estupenda «Rocky Ground»), «Detroit Medley» e incluso «Quarter to Three» (a buen tempo). Casi nada.

Tres horas y media de las que convencen y conmueven tanto a los fans más exigentes como a los espectadores casuales en busca de grandes éxitos. Win-win.

Ir arriba