Noticias

Imparable

En 1973 a Springsteen le llamaron el "nuevo Dylan". 32 años después hay un
interesante punto en común entre ambos: los repertorios de sus conciertos se han
vuelto imprevisibles. Y Springsteen lo prueba noche tras noche. Despúes de
estrenar docenas de canciones en las últimas semanas, en el concierto de ayer en
Columbus estrenó canciones hasta ahora (casi) imposibles: abriendo con "Lift Me
Up" al órgano de pedales (tema que escribió para la banda sonora de la película
"Limbo", nunca antes la había tocado en directo), y estrenando también en
esta gira "Back in Your Arms" (al piano) y "Cynthia" (guitarra). Completan el
sorprendente repertorio algunas de sus mejores canciones, como "Lost in the
Flood", "One Step Up", "For You" o "Valentine's Day".

Compadres en Pittsburgh

Cuando ayer Springsteen terminaba su concierto en Pittsburgh invitó a su amigo Joe Grushecky, nativo de la ciudad, a subir al escenario. Le presentó como un «old compadre» (viejo compadre) y cantaron juntos «Homestead», canción que co-escribieron en 1994. Joe cantó ayer los estribillos con Bruce, y tocó la guitarra y la armónica. Aunque lo más importante de la noche ocurrió antes, con el estreno (acompañado de su guitarra de 12 cuerdas) de «One Step Up», una de las mejores canciones del que parece ser el disco favorito de Bruce últimamente: Tunnel of Love (ya sólo quedan dos canciones de este disco por tocar en esta gira: Ain’t Got You y Tunnel of Love). Se mantienen «All That Heaven Will Allow» y «Two hearts» en el repertorio, y Bruce recupera «Growin’ Up» y la apropiada «Youngstown».

Ir arriba