1 junio, 2013

Padova

Bruce Springsteen subió al escenario del Estadio Euganeo de Padova, cerca de Venecia, a las cinco y media de la tarde, mucho antes de lo previsto. Como ya ha hecho en unas pocas ocasiones anteriormente, ofreció un mini-concierto acústico para los primeros miles de fans en entrar. Sonaron «The Promised Land» y «Growin’ Up».

Dos horas y media más tarde volvió al escenario, también en solitario, para interpretar una magnífica versión acústica de «The Ghost of Tom Joad» (¿preludio de sus pasos futuros?). La E Street Band se le unió para las siguientes canciones, en un frenesí de rock que se inició con «Long Walk Home», «My Love Will Not Let You Down» y «Two Hearts», antes de sorprender con una intensa «Boom Boom», el blues de John Lee Hooker reconvertido en rock de alto voltaje en 1988, y raramente interpretado en directo desde entonces. Fue la primera de varias peticiones del respetable, y que incluyeron las extraordinarias «Something in the Night» y «The Ties That Bind».

Tras «Spirit in the Night» Bruce anunció que iba a tocar Born to Run entero, su obra maestra, en homenaje al fiel público italiano. Sonaron todos los clásicos del disco, y después el estadio adoptó un tono más festivo en la recta final estándar, con las habituales «Waitin’ on a Sunny Day», «Badlands», «Dancing in the Dark» o «Pay Me My Money Down», antes de cerrar la noche con «Twist & Shout».

Ver set list completo