pointblank

Berkeley, July 1, 1978

Tras un retraso de dos semanas, ha llegado por fin el concierto de este mes del archivo de Springsteen. Y la espera ha valido la pena: Berkeley, California, 1 de julio de 1978.

En las primeras semanas de la gira Darkness, y con un setlist aún en progreso, Springsteen aterriza en el pequeño teatro de Berkeley (3.483 personas) para ofrecer dos conciertos consecutivos. Afortunadamente, la unidad móvil de grabación de Jimmy Iovine estaba presente y registró el concierto (posiblemente también el del día anterior).

Del mismo se extrajeron en su día dos canciones, «Prove it All Night» y «Paradise by the C», que fueron emitidas por radio tres días después durante una entrevista con Mary Turner en la emisora KMET de Los Ángeles (la misma que dos días después emitiría en directo el mítico concierto en el minúsculo teatro Roxy).

Al parecer, Springsteen se pasó la noche con su equipo mezclando las dos canciones para tenerlas listas al día siguiente, ya que el plan original, que nunca se materializó, era publicar un maxi-single con las dos canciones. Las versiones que durante años han circulado de ambos temas provienen de la grabación de la entrevista con Mary Turner del 4 de julio.

El concierto nunca llegó a circular al completo (solo la primera parte se filtró, grabada de la mesa de mezclas) ni siquiera grabada por fans. Hoy por fin podemos escuchar el concierto en su integridad y vale la pena destacar los puntos fuertes del mismo. Además de la espontaneidad propia de los primeros conciertos de una gira, donde las canciones no han evolucionado hasta sus versiones definitivas, y de la cercanía del público en un recinto pequeño (se aprecia claramente durante toda la grabación) encontramos:

  • Una explosiva versión de «Night» (tras una no menos explosiva arrancada con «Badlands»)
  • La estupenda «For You», que al poco desapareció del repertorio de la gira.
  • Una espectacular «Adam Raised a Cain», con un exhuberante incendio guitarrero.
  • «Because the Night» en estado aun embrionario, con el solo de guitarra hacia el final y un abrupto cierre tras el mismo.
  • La emotiva historia de «Growin’ Up» hablando de su infancia, la «maldita guitarra» y los problemas con su padre, con sus propios padres y su hermana Pam presentes en la primera fila esa noche.
  • El broche de oro del concierto es «The Promise», en probablemente su mejor versión en directo. Piano y voz únicamente, con un sentimiento a flor de piel esa noche cuando añade un párrafo sobre su padre, a quien dedica la canción. Fue la primera canción que escribió tras publicar Born to Run, la grabó para Darkness pero quedó inédita hasta la edición de 18 Tracks en 1999.

Tras Agora, Roxy, Passaic (2), Winterland (2) y Atlanta… las grabaciones de la gira 1978 siempre son un plato fuerte en las publicaciones mensuales del archivo. Tras la caja «Vol.1» publicada por Nugs.net hace unos meses, ¿quizá la edición de Berkeley indica el inicio de un segundo volumen que se completará con más conciertos de esa gira?

Bruce Springsteen & The Killers

Hace un par de años Bruce Springsteen le sugirió a Brandon Flowers, cantante de The Killers, que tendrían que grabar juntos una versión de «Dustland Fairytale». La pandemia pausó el proyecto, pero finalmente la colaboración se ha hecho realidad y esta semana se ha estrenado «Dustland», la nueva versión de la canción donde Springsteen y The Killers unen fuerzas.

El pasado jueves ambos fueron entrevistados en el programa Today para comentar su colaboración. Springsteen se conectó desde su estudio en Colts Neck, New Jersey.

Todo lo que el cielo permitirá

por Asier Miner

Comenzamos a ver la luz al final del túnel. Poco a poco, aún con un fututo absolutamente incierto, pero con la sensación de que el peor momento lo hemos dejado atrás. En el caso de los amantes de la música, al menos hemos disfrutado de una compañera de viaje imprescindible a lo largo de este nefasto año. Gracias a la presencia de nuestros artistas inseparables, con el sonido de los discos y canciones que han marcado nuestras vidas, la soledad y el miedo han dolido menos, provocando que el día a día haya sido mucho más luminoso. No obstante, todavía tenemos una espina clavada: los conciertos. Cuánto se echan de menos y qué cantidad de noches habremos pasado fantaseando sobre el próximo directo mágico al lado de la mejor compañía posible.

Si eres fan de Bruce Springsteen, la agonía estará siendo incluso mayor. El de Nueva Jersey, junto a su inseparable E Street Band, llevan décadas ejemplificando los mejores valores del rock and roll. Su músculo interpretativo es tan sobrecogedor que, al presenciarlo, es prácticamente imposible no caer rendido a sus pies, especialmente al hacerlo por primera vez. Además, a la pasión desatada, desbordante energía y especial comunión que Springsteen contagia a sus aficionados, se le une otro factor igual de fundamental: el repertorio. Los casi cincuenta años de trayectoria musical del boss han dado como resultado un cancionero rico en matices, absolutamente esplendoroso. Bruce es capaz de llevarte a cualquier lugar. Su música explora territorios diversos, así como estados emocionales diametralmente opuestos. Por eso, estés triste o feliz, melancólico o rabioso, aterrado o esperanzado, su obra siempre es un camino reconfortante al que dirigirse. Siempre te sentirás comprendido por él, independientemente del estado vital en el que te encuentres.

Regresando a los conciertos, pensar que, si las condiciones lo hubiesen permitido, en 2020 Springsteen habría salido de gira debido a la publicación de su último álbum, Letter to You, provoca una sensación extraña, de oportunidad perdida. Es evidente que el tiempo pasa. Pese a su magnífica salud, los miembros de la E Street Band no son eternos. Parece mentira cuando los observas en escena, todavía pletóricos, vigentes, vertiginosos, transmitiendo un amor por su oficio envidiable. Aun así, nadie es inmune al transcurso de los años, y no tener certezas sobre el fin de la pandemia deja muchas preguntas en el aire. Está claro cuál es la principal de todas, la que merodea por la mente de los fans de Bruce: ¿Volveremos a verle?

La respuesta depende del desarrollo de la pandemia. Los conciertos regresarán cuando ésta se haya esfumado, más aún eventos tan multitudinarios como los que propicia el norteamericano. No cabe duda de que hay señales que invitan al optimismo, pero en casos como el actual la prudencia siempre es necesaria. No obstante, lo que salta a la luz es que la carretera es el territorio natural de la E Street Band. Los directos son su gasolina, la vitamina que mantiene la llama de la banda encendida. Tienen mucho que decir, no solamente por la espectacular calidad artística que siguen atesorando, sino también por el deseo por mantenerse activos que demuestran de forma constante.

Asimismo, es importante destacar el gran momento compositivo en el que se encuentra Bruce. Sus dos últimos discos, Western Stars y Letter to You, ponen de manifiesto que su inspiración le está acompañando. Mención especial merece la segunda obra, grabada con el grupo en tan solo cinco días. Un proceso que alumbró uno de los discos más sólidos y emocionantes de Bruce desde la entrada del siglo XXI, donde intérprete y banda se unieron como la familia que siempre han sido para remar en la misma dirección, con las habilidades y la ambición intactas, ayudados por el mismo fervor con el que dieron sus primeros pasos. Precisamente, esa es la sensación que prevalece después de ver el documental que acompañó a Letter to You: Springsteen no tiene una banda de apoyo, sino una familia que cree en él y continuará su estela hasta el final del trayecto.


Quizás por este motivo los conciertos de Springsteen son únicos. Porque ves pasar tu vida delante de tus ojos. Los momentos que han definido tu existencia. Tus amores y desamores, caídas y victorias, sueños cumplidos y rotos. Cuando le ves, empapado en sudor, exultante frente al micrófono, da igual la edad que tengas. Vuelves a ser el adolescente que dio su primer beso o aquel joven que daría lo que fuese por conducir toda la noche con su chica ideal. Con Springsteen te das cuenta de que todo es posible. Quién sabe todo lo que el cielo permitirá.

Springsteen revela sus planes: Broadway, gira 2022, colaboraciones y nueva caja

El pasado 10 de junio Springsteen llamó en directo al programa de Jim Rotolo en E Street Radio, para comentar la actualidad y sus planes más inmediatos. Aunque no entró en muchos detalles, sí esbozó sus planes musicales para 2021 y 2022.

Primero habló de su inminente serie de 29 conciertos en el teatro St. James de Nueva York, donde ofrecerá de nuevo, desde el 26 de junio, su espectáculo Springsteen on Broadway. Al respecto indicó que iba a revisar la obra para quizá hacer algún cambio: «Voy a revisar y refrescar el guion para ver si hago algunos cambios -pequeños cambios- o no. Será básicamente el mismo espectáculo, porque eso es lo que el publico espera ver«.

Durante la conversación prácticamente confirmó que habrá gira en 2022: «iremos de gira con la banda el próximo año». También que están trabajando en grabaciones del archivo que piensa editar este mismo año: «Tenemos algo que saldrá en otoño; no sé si se ha anunciado aún… Son proyectos en los que he estado trabajando, que está previsto editarlos o el próximo año o este otoño. No son nuevas grabaciones sino cosas que creo que interesarán mucho a los fans… hemos dedicado mucho trabajo a estas grabaciones del archivo… bueno… dejaré que sea una sorpresa». Todo parece indicar que la continuación de Tracks está ya ha punto de ver la luz. En los últimos tiempos se ha rumoreado que podría ser una colección de discos que completó y dejó inéditos a lo largo de los años.

Y finalmente comentó que en breve se publicará la canción de The Killers («Dustland») en la cual colabora. La canción estará disponible el próximo día 16. Sobre su colaboración con John Mellencamp dio más detalles: «He trabajado en tres canciones del disco de John, y he pasado algún tiempo con él en Indiana. Quiero mucho a John. Es un autor extraordinario, y nos hemos hecho realmente amigos. Me lo he pasado muy bien con él. Así que canté un poco en su fantástico disco que creo se publicará en otoño».

Juanes versiona «Dancing in the Dark»

De vez en cuando, entre los cientos de versiones (generalmente olvidables) de canciones de Bruce Springsteen aparece un rayo de luz y alguien ofrece una versión original  y personal que vale la pena escuchar. Pocos hubieran imaginado que sería Juanes, con una admirable versión en español de «Dancing in the Dark», el que aportaría belleza y originalidad a un tema archiconocido como este.

El propio Springsteen ha dado su bendición (y el requerido permiso al ser una versión traducida) a esta particular y sentida interpretación, incluida en «Origen», el décimo álbum del colombiano.

Ir arriba