18 noviembre, 2012

Kansas City

Hace 3 años, en la gira de 2009, el concierto en Kansas City se canceló a pocas horas de abrir puertas, debido al triste fallecimiento del sobrino de Bruce, Lenny Sullivan, miembro del equipo de la gira. Ayer Springsteen volvió por fin a la ciudad. Les debía un concierto, y el retorno ofreció un show magnífico, que abrió con la obvia «Kansas City» de  Wilbert Harrison, enlazada con un trío imbatible de ases: «Prove it All Night», «Candy’s Room» y «Not Fade Away / She’s the One», seguido de la exuberantemente festiva «Hungry Heart».

Tras la siempre divertida «The E Street Shuffle» llegó «Fire», a petición del público, seguida por «Incident on 57th Street» (la canción favorita de Lenny) y «Because The Night», con Steve Van Zandt protagonizando el solo final de guitarra. «Cover Me» sonó a continuación, siendo la petición más extraña de la noche, pues llegó a través de un sujetador de color azul brillante que fue lanzado al escenario. Fue la primera de tres canciones que sonaron del álbum Born in the U.S.A. (con «Downbound Train» y «I’m On Fire»). El siguiente momento extravagante fue cuando la niña que subió al escenario durante «Waitin’ On A Sunny Day» no abrió la boca ni pronunció palabra, causando un momento incómodo a una situación de por sí absurda.

El concierto siguió su cauce con «Raise Your Hand», y tras «Land of Hope and Dreams» llegó una inesperada «Light of Day», antes de dar paso a los bises, que se abrieron con una magnífica versión de «My Beautiful Reward», dedicada a Lenny.

Ver set list completo.