11 noviembre, 2009

Madison Square Garden

Miles de fans, muchos de ellos venidos desde todos los rincones del mundo, pudieron vivir el pasado fin de semana dos noches históricas. En el último tramo de la gira 2009 (vamos a dejar ya de llamarla gira «Working on a dream», pues ya ha dejado de serlo a efectos prácticos), Springsteen ha decidido dar conciertos temáticos, dedicados básicamente cada noche a interpretar un disco completo.

Hasta la fecha Born to Run es el disco que aparece en más conciertos, junto a ocasionales interpretaciones de Darkness on the Edge of Town y Born in the USA. La sorpresa fue el anuncio de que en los conciertos de Nueva York tocaría The Wild, The Innocent and The E Street Shuffle la primera noche, y The River la segunda. Dos obras maestras que motivaron a miles de fans a remover cielo y tierra por una entrada. Y valió la pena.

Point Blank estuvo allí y vivió dos conciertos memorables y, aunque suene a tópico, con un despliegue de calidad, emoción y energía que supera al de cualquiera de los mejores conciertos que haya dado desde 1981. Fue, simplemente, apabullante. En actitud, fuerza, interpretación y emotividad. En todos los aspectos. En breve podrás leer aquí una larga crónica de cada uno de esos dos conciertos inolvidables.

foto: copyright 2009 Point Blank. MSG 8/11/09

Ver set list concierto The Wild
Ver set list concierto The River