22 septiembre, 2009

21 septiembre: Des Moines

Los letreros de «Happy Birthday» fueron mayoritarios ayer en el concierto en Des Moines (Iowa), sólo dos días antes del 60º cumpleaños de Springsteen. El concierto se inició con fuerza con «Tenth Avenue Freeze-Out» seguida directamente por «Badlands», «Candy’s Room» y «Two Hearts». Momentos después, y por tercera noche consecutiva, Bruce saltó a la pista durante «Hungry Heart» y se dio una vuelta completa por toda la zona delantera (el ‘pit’), rodeando el vallado para volver al escenario por el otro lado.

«Youngstown» regresó tras «Johnny 99» (tras un tiempo de ausencia), e incluyó el habitual e intenso solo de guitarra de Nils al final. Pero fue en la sección de peticiones cuando el concierto alcanzó su punto álgido. «Satisfaction» sonó por segunda vez en la historia de la banda, seguida por una trepidante «Cadillac Ranch» y por el estreno de la fantástica «The Wanderer» (de Dion). A continuación sonaron las mágicas notas de piano que dieron paso a «Incident on 57th Street», una de las gemas de su catálogo, y como en el disco, sin pausa Springsteen empalmó directamente con «Rosalita», algo que no ocurría desde diciembre de 1980 (concierto en el Nassau Coliseum de Nueva York). Momento histórico que de inmediato recibe un jarro de agua fría con ese inevitable «Waitin’ on a Sunny Day» poniendo el contrapunto anticlimático.

El resto del concierto siguió la pauta habitual de la gira, con temas de álbumes recientes (incluyendo la poco frecuente «Into the Fire»), y la colección de grandes éxitos encadenados antes de finalizar con «Glory Days».

Por la mañana Little Steven tuvo tiempo de visitar la emisora de radio WXRT en Chicago, donde pinchó sus discos favoritos mientras era entrevistado. El programa se puede escuchar en la web de WXRT.

Ver set list completo.