2 junio, 2008

Segundo concierto en Londres

Aunque con 4 canciones menos y 10 minutos más corto que el día anterior, el segundo concierto en Londres fue extraordinario y vibrante, con la banda en perfecta comunión con el público, en un show intenso y repleto de sorpresas. «Out in the Street» abrió fuego, seguida de «No Surrender», «Darkness on the edge of town» y «Gypsy Biker», antes de llegar finalmente a «Radio Nowhere». Este cambio radical en el orden de las canciones le dio un sabor distinto al concierto.
Después llegaron las dos canciones dedicadas a Danny Federici, con Springsteen contando anécdotas sobre Danny: «Sandy» y «Growin’ Up», seguidas luego por dos estrenos en la gira, «Downbound Train» (con un gran final instrumental) y «I’m on Fire», que Bruce cantó sentado en una silla en el pequeño escenario justo delante del público.

«Backstreets» fue uno de los momentos de máximo apogeo del concierto, en una versión intensa y demoledora. En los bises, «Girls in the Summer Clothes» sonó con el tempo más similar que nunca a la versión original, y le siguió una versión perfecta de «Jungleland», con Clarence Clemons inmenso en su solo de saxo.

Estos conciertos en estadios (convertidos ya en un evento social para masas), y pesar de la clara incomodidad para el público por la gran distancia hacia el escenario y las deficiencias habituales de sonido, llevan a Bruce a un mayor esfuerzo comunicativo, con constantes acercamientos hacia las primeras filas, dejando cantar al público e incluso que toquen su guitarra, corriendo arriba y abajo o recogiendo los carteles con peticiones de sus fans más acérrimos, los cuales duermen toda la noche en la calle para estar lo más cerca posible de su ídolo. En los casos más «extremos» (por llamarlo así), algunos fans han pasado dos días durmiendo en la calle, e incluso ¡abandonando el concierto durante los bises para ir ya a hacer cola en la calle para el siguiente día!

Ver set list completo del segundo concierto en Londres.

fotos: copyright 2008 Point Blank