1 agosto, 2005

Imparable

En 1973 a Springsteen le llamaron el "nuevo Dylan". 32 años después hay un
interesante punto en común entre ambos: los repertorios de sus conciertos se han
vuelto imprevisibles. Y Springsteen lo prueba noche tras noche. Despúes de
estrenar docenas de canciones en las últimas semanas, en el concierto de ayer en
Columbus estrenó canciones hasta ahora (casi) imposibles: abriendo con "Lift Me
Up" al órgano de pedales (tema que escribió para la banda sonora de la película
"Limbo", nunca antes la había tocado en directo), y estrenando también en
esta gira "Back in Your Arms" (al piano) y "Cynthia" (guitarra). Completan el
sorprendente repertorio algunas de sus mejores canciones, como "Lost in the
Flood", "One Step Up", "For You" o "Valentine's Day".