higher and higher

Quicken Loans Arena, Cleveland November 10, 2009


En septiembre de 2009, en el tramo final de la gira Working on a Dream, Bruce empezó a tocar álbums enteros en medio de sus conciertos. La primera vez fue Born to Run al completo, y en su orden original, en el concierto del 20 de septiembre en Chicago. Unos días después repitió, en algunos conciertos siguió con el repertorio de la gira, en otros tocó Darkness on the Edge of Town y en otros Born in the USA.

En octubre ya tocaba un disco completo en cada concierto, y añadió «Higher and Higher» en los bises (algo que no hacía desde 1977). La sorpresa llegó en los dos conciertos de noviembre en el Madison Square Garden (ambos publicados en el archivo oficial), donde cayeron nada menos que The Wild, The Innocent and The E Street Shuffle (la primera noche) y The River (la segunda). En el concierto final de la gira, en Buffalo, se atrevió con Greetings from Asbury Park NJ, su álbum de debut. Ese concierto también está disponible para descarga.

El concierto del archivo de este mes de marzo corresponde a uno de esos conciertos de finales de 2009, el celebrado en Cleveland el 10 de noviembre, con una brillante interpretación de Born to Run, desde «Thunder Road» a «Jungleland» (donde Clarence, en la que sería una de sus últimas noches sobre un escenario, está impecable).

Destacan la sentida versión de «Backstreets» y esa pequeña joya que es «Meeting Across the River», con un sobresaliente Curt Ramm en la trompeta acompañando el delicado piano de Roy Bittan. Acabado el disco, Bruce y la E Street Band recibieron una ovación estruendosa. El concierto prosiguió con algunas piezas inusuales rescatadas para la ocasión: una inesperada «Red Headed Woman» a ritmo de rockabilly, seguida de «Pink Cadillac» y una fabulosa versión de «Back in Your Arms», el momento más inspirado y conmovedor de la noche.

Tras los habituales y necesarios éxitos («The Rising», «Badlands», «No Surrender» o «Bobby Jean»), bordó el cierre del espectáculo con «Can’t Help Falling in Love», la vibrante «Higher and Higher» y «Rosalita» como propina inesperada.

Boston ’77: cuatro noches históricas

BMH032377_6b_xHoy se cumplen exactamente 38 años del final de la larguísima gira de presentación de Born to Run, el álbum que puso a Springsteen en el mapa mundial del rock. Fue una gira larga, iniciada el 20 de julio de 1975 en Providence y finalizada el 25 de marzo de 1977 en Boston, con varias etapas en esos casi dos años, y marcada por las interrupciones causadas por el litigio del artista con su entonces manager Mike Appel.

Desde agosto de 1976 la E Street Band se expandió con una sección de vientos, denominada The Miami Horns (al ser músicos reclutados por «Miami» Steve Van Zandt). El primer mes la formaron los vientos de los Asbury Jukes de Southside Johnny (incluyendo a Ed Manion, saxo durante la gira 2012/14). En septiembre de ese año volvieron con Southside y Miami Steve seleccionó a cuatro músicos de Filadelfia para formar los nuevos Miami Horns (John Binkley, Ed de Palma, Dennis Orlock y Steve Paraczky), quienes tocaron con Bruce el resto de fechas de 1976 y 1977.

bostonmusichallbillboardUna serie de 4 conciertos en el Music Hall de Boston entre el 22 y el 25 de marzo de 1977 puso el broche de oro a una gira monumental (de 180 conciertos) que marcó la evolución del artista: el joven romántico de Asbury Park fue desapareciendo para dar paso a un artista maduro, una bestia del escenario, mientras endurecía el tono y el discurso y convertía sus conciertos en acelerados maratones de rock de gran intensidad, justo el paso previo a lo que se avecinaba (la demoledora gira de 1978, con Darkness on the Edge of Town ya publicado).

BMH032377_2_xAmbas facetas se complementaron en esos históricos conciertos, donde el romanticismo de «Incident on 57th Street» y la épica de «Backstreets» compartían protagonismo con la furia de las inéditas «Don’t Look Back» y «Action in the Streets» o los imparables bises (con alocadas versiones de «Born to Run», «You Can’t Sit Down» o «Quarter to Three») antes de despedirse con uno de los más memorables momentos de su carrera en directo, con esa sublime versión de «(Your Love Keeps Lifting Me) Higher and Higher» de Jackie Wilson.

Incident on 57th Street:

La última noche en Boston, concierto completo:

Ir arriba