John Mellencamp publica su primera colaboración con Springsteen

Susan Fimiani, Bruce y John en un encuentro fortuito en Bay Head, NJ en septiembre

A modo de avance del que será su nuevo álbum (Strictly a One-Eyed Jack, previsto para 2022), John Mellencamp ha publicado el single «Wasted Days», donde canta y toca Bruce Springsteen. El clip promocional de la canción se filmó en la finca de Springsteen en Colts Neck, New Jersey, bajo la dirección de su colaborador Thom Zimny.

«Wasted Days» es una de las tres canciones de Mellencamp donde colabora el de Nueva Jersey. Un tema sombrío que sin duda recuerda (melódicamente) a «Independence Day», con letra profunda y reflectiva y una instrumentación de sabor country-folk con el reconocible estilo de Mellencamp.

Para quienes hemos seguido la carrera de estos dos íconos en paralelo, con una profunda admiración por ambos, es un auténtico regalo verles juntos compartiendo su talento. En su página web el propio John cuenta como, tras años de conocerse, acabaron forjando una amistad en 2019:

“Escucha, te lo diré claramente: quiero a Bruce”, dice Mellencamp. “Le quiero como a un hermano. Me siento afortunado de haber encontrado en él a un colega y buen amigo. Esto debería haber pasado hace años». The Boss se adentró aun más en el mundo de Mellencamp cuando se quedó unos días en su casa en Bloomington (Indiana). «Bruce y yo hemos pintando dos cuadros juntos. Tenemos un cuadro en el que trabajamos dos días seguidos. Él pinto un lado y yo el otro. Bruce nunca había pintado nada y lo hizo muy bien, se metió de lleno. Me sorprendió su empeño. Me preguntaba «¿Cómo haces esto, John? ¿Cómo hago para que funcione?». Estamos viendo cómo ponerlo a la venta para una fundación benéfica».

 

«¿Cuantos veranos quedan?
¿Cuantos días se pierden en vano?
¿Quién cuenta ahora?
En estos últimos años que quedan
¿Cuantos minutos tenemos aquí?

Días desperdiciados
Días desperdiciados
Vemos nuestras vidas simplemente desvanecerse
Con más días desperdiciados

¿Cuanta pena queda por escalar?
¿Cuántas promesas valen un centavo?
¿Quién diablos vale nuestro tiempo?»

 

Ir arriba