Conseco Fieldhouse, Indianapolis March 20, 2008

En noviembre de 2007 Danny Federici se vio forzado a abandonar la gira Magic debido a un cáncer de melanoma que requirió de su hospitalización. Unas semanas después Springsteen y la E Street Band iniciaron la gira europea en Madrid y Bilbao ya sin Danny, sustituido temporalmente por Charlie Giordano.

Al año siguiente la gira continuó por Estados Unidos, aún sin noticias de Danny. Llegado el 20 de marzo, y de forma inesperada, Danny hacía una aparición especial en el concierto de Indianapolis. Aunque en ese momento parecía que Danny se estaba recuperando y volvería pronto a la banda, la realidad era otra: un mes después fallecía en un hospital de Nueva York. Ese concierto tan especial se acaba de publicar este mes como parte de la serie de conciertos de archivo.

Indianapolis fue, por tanto, el último concierto de Danny Federici con la E Street Band y una noche con un significado especial. A esas alturas de la gira, la banda era un auténtico rodillo, con las canciones de Magic bien engrasadas (¡qué versiones de las electrizantes «Gypsy Biker» y «Last to Die», o la épica «Long Walk Home»!), el contundente arranque con «Night» y «Radio Nowhere», o las sorpresas via carteles (como «Rendezvous»).

A medio concierto Bruce anuncia la presencia de Danny, ante un público atónito y gratamente sorprendido, e interpretan «The Promised Land», «Spirit in the Night» y una memorable versión de «4th of July, Asbury Park (Sandy)», con su premonitoria frase «Oh love me tonight for I may never see you again».

Tras una recta final culminada con una furiosa «Badlands», la banda vuelve al escenario con Danny, para una tanda de bises en la que Federici cobra todo el protagonismo al órgano, en soberbias versiones de «Kitty’s Back» y «Backstreets» que permitieron, por una última vez, su lucimiento.

Ir arriba