9 mayo, 2013

Turku #2

Como era previsible el segundo concierto en Turku, Finlandia, fue radicalmente distinto del primero. Springsteen ofreció un concierto intenso y preparado a conciencia, con un arco temático más definido y recuperando canciones clave de su discografía. Apareció en el escenario en solitario, para ofrecer una magnífica versión acústica de «I’ll Work For Your Love», seguida, ya con la E Street Band, de otra canción de Magic, «Long Walk Home», y dos de The River, «The Ties That Bind» y «Out in the Street».

Una a una fue repescando canciones memorables de sus mejores discos: «Atlantic City» de Nebraska, «Blinded by the Light» y «Does This Bus Stop at 82nd Street?» de Greetings, y un par de temas inesperados: «Ain’t Good Enough For You» (outtake del Darkness publicada en The Promise) y «Wages of Sin», una oscura canción de las sesiones de Born in the USA en 1982 que rescató en Tracks, y que nunca antes había tocado en público. La cantó gracias a la insistencia (durante años) de Nicholas, un fan belga incansable.

Photo: Nicholas, celebrando tras el concierto (copyright Thomas Luyten).

NIcholas by Patrick Luyten

Luego llegaría la furia eléctrica de la mano de «Youngstown», «Murder Incorporated» y «Johnny 99», junto al swing desbocado de «Open All Night» y el ritmo de «Shackled and Drawn», una de las pocas canciones de Wrecking Ball que se mantienen fijas en el repertorio. La versión de «Waitin’ On A Sunny Day» de ayer destaca por la anécdota protagonizada por el niño que subió a cantar: sin ningún tapujo tiró de chuleta y en lugar de cantar la letra de la canción se pusó a rapear, ante la sorpresa de Bruce y todo el público.

Bruce se guardaba otro as en la manga, con la soberbia «Racing in the Street» en los bises. Tras dos horas y cincuenta y dos minutos de rock y emociones, «American Land» sirvió de despedida de Finlandia.

Ver set list completo.