26 enero, 2009

«Working on a Dream» en la prensa

Working on a Dream ha recibido, en líneas generales, multitud de elogios en la prensa. La mayoría de críticas han sido favorables y algunas incluso extraordinarias. La revista norteamericana Rolling Stone le ha dedicado la portada a Springsteen, junto a una larga entrevista, y ha dado al disco 5 estrellas, su máxima puntuación.

Enlaces a algunos de los artículos sobre Working on a Dream publicados en todo el mundo:

El Lorito, por Juan Clares
Heineken.es
Musica, por Miguel Martínez
El Mundo, por Pa
blo Gil
Rolling Stone (USA), por Brian Hiatt (*****)

Boston Herald (USA), por Jedd Gottlieb
Los Angeles Times (USA), por Ann Powers
The Boston Glove (USA), por James Reed
Cleveland Plain Dealer (USA), por John Soeder
Chicago Tribune (USA), por Greg Kot
The Asbury Park Press (USA), por Kelly-Jane Cotter
Entertainment Weekly
(USA) , por Simon Vozick-Levinson
Buffalo News (USA), por Jeff Miers
The Times (UK), por Pete Paphides (****)
Daily-Mail (UK), por Adrian Thrills
The Guardian (UK), por Richard Williams (****)
USA Today (USA), por Edna Gundersen

Spin (USA), por David Marchese
Distractions (blog, New Zelands), por Chris Bourke
The Vancouver Sun (Canada), por Randy Shore
Hit Fix (USA), por Melinda Newman
No Depression (USA), por Don McLeese

Rolling Stone (núm. 1071, edición americana del 5 de febrero) publica además entrevistas con los miembros de la E Street Band:

Steve Van Zandt: «Veo estos discos [The Rising, Magic y Working on a Dream] como una trilogía. Tiene sentido en términos de sonido, concepto y estilo de las letras».

Max Weinberg: «Mi hijo, Jay, también es batería, y vino a la sesión que hicimos para «Kingdom of Days» en Nueva York. Estaba en la sala de control. Se sorprendió de que todo sonara ya como un disco mientras tocábamos. Las miles y miles de horas que hemos tocado en conciertos y en estudio afloran ahora. Conseguimos resultados muy rapidamente».

Nils Lofgren: «Creo que nuestra última gira fue la mejor. Pasamos de el típico aviso para improvisar una canción a Bruce tomando 20 ó 30 carteles con peticiones del público. Los últimos tres meses la lista con el repertorio era inútil. Nos sorprendió a todos -incluso a Bruce, porque no creo que fuera tan premeditado. Creció hasta convertirse en un show improvisado».

Roy Bittan: «Es casi un poco chocante oir las canciones por primera vez, porque el disco es diferente de los discos clásicos de la E Street Band, que fueron grabados casi siempre en directo».