8 Agosto, 2017

Se publican dos conciertos de Bruce Springsteen de 1977

Brad Serling, cabeza visible de Nugs.net, la empresa que publica los conciertos del archivo de Bruce Springsteen, reveló recientemente en el canal E Street Radio de la emisora SiriusXM que tenían ya seleccionados y preparados otros 25 conciertos del archivo del artista, listos para ser editados.

A partir de ahora los conciertos se publicarán en http://live.brucespringsteen.net el primer viernes de cada mes. Durante la entrevista reveló que la lista se ha confeccionado teniendo en cuenta la opinión de los mayores coleccionistas del artista, y que recientemente Chas Gerber, quien entre 1975 y 1977 fue el técnico de sonido de Springsteen, encontró las grabaciones que había efectuado en varios conciertos y los mandó todos al archivo organizado por Toby Scott.

De estas grabaciones proceden los dos conciertos de 1977 que se acaban de publicar. Ambos se grabaron de la mesa de mezclas y tras pulir el sonido en los estudios Plangent Processes están ya disponibles para descarga inmediata (o bien en formato CD).

Del primero de ellos, grabado en Albany (New York) el 7 de febrero de 1977, ni siquiera circulaba una grabación hecha por el público. Fue el concierto inaugural de una gira de dos meses en pleno litigio legal de Springsteen con su mánager Mike Appel. Eran conciertos de dos horas donde el artista desataba su furia en canciones como “It’s My Life”, “Backstreets” o una desatada “Born to Run”, y aprovechaba también para empezar a rodar temas inéditos como “Something in the Night”, “Rendezvous” o “Action in the Streets” (editada oficialmente por primera vez).

Todo ello con la colaboración de una E Street Band en plena forma (acelerando tempos e imprimiendo carácter, preludio de lo que sería la huracanada gira del año siguiente) y la compañía de la sección de vientos The Miami Horns, soplando con vigor en “Tenth Avenue Freeze-Out”, “Raise Your Hand” o “Rosalita”.

El segundo concierto se celebró en Rochester al día siguiente y se publica también íntegramente. Ambas noches incluyen formidables versiones de “The Promise”, con Springsteen al piano.

Debido al orígen de las grabaciones (cassettes conectados a la mesa de mezclas por el técnico), alguna canción queda brevemente interrumpida cuando toca darle la vuelta a la cinta. El simple hecho de que existan y que Bruce haya decidido hacerlas públicas ya es algo notable, junto al anuncio de que la colección sigue adelante (con puntualidad mensual a partir de ahora).

Be Sociable, Share!