13 julio, 2016

Paris #1

La primera de dos noches en París se saldó el lunes con una actuación impresionante de Bruce Springsteen & The E Street Band: intensidad, fuerza, delicadeza… todo unido a un público entusiasta y a la vez totalmente respetuoso durante la baladas, cuando el silencio era absolutamente sepulcral en el pequeño pabellón de Bercy (ahora rebautizado comercialmente como Accor Hotels Arena).

El inicio, con Bruce al piano cantando “Incident on 57th Street”, auguraba una gran noche. Le siguió el estreno de una trepidante “Reason to Believe”, seguida de “Badlands”, el estreno de “Into The Fire” y un larga ristra de canciones de The River (hasta un total de 15, justificando, ahora sí, el nombre de la gira).

A mitad de la noche llegó “Nebraska”, cantada en solitario y en cierta forma dando respuesta a los recientes acontecimientos en Estados Unidos. “Land of Hope and Dreams” cerró el concierto antes de los bises, que arrancaron con una sensacional “Jungleland”, y llegó el momento sorprendente de la noche, cuando un corte de electricidad dejó sin sonido ni vídeo el pabellón, aunque Bruce y la banda siguieron tocando “Ramrod” (sin amplificación) durante varios minutos mientras se paseaban alrededor de la zona del pit.

Sonó una alarma en el pabellón y un aviso de evacuación, aunque el público hizo caso omiso. Tras interrumpir “Ramrod” Bruce mostró un cartel indicando ‘volvemos en 5 min’. Al final fue un cuarto de hora, y una vez recuperado el sonido siguieron tocando “Ramrod” (en la versión más larga de su carrera), y el resto de bises se vivió en un ambiente sensacional. Elliott Murphy y su hijo Gaspard subieron a tocar la guitarra durante “Born to Run”, en una noche memorable (que recordaba por su cariz y ambiente las dos grandes noches de 2012) que finalizó con la versión acústica de “Thunder Road”.

Setlist completo

 

Be Sociable, Share!