19 mayo, 2014

Springsteen celebra el fin de gira con un concierto pletórico

“Quiero dar las gracias a los cuatro millones de fans que han venido a vernos durante la gira de Wrecking Ball y High Hopes”.

Con estas palabras se despedía Bruce de sus fans tras dos años y dos meses de gira, primero presentando Wrecking Ball y este año High Hopes, sus últimos discos. Sus palabras dieron paso a una emotiva versión de “Dream Baby Dream” que puso el cierre a una gira repleta de sorpresas, viajes, recuerdos, canciones y emociones de todo tipo.

Para la última noche Springsteen preparó un setlist extraordinario. Salió al escenario preguntando “¿Habéis perdido dinero? ¿lo habéis ganado?”, antes de arrancar con “Roll of The Dice” (el concierto se celebraba en el pabellón anexo a un casino), donde se mostró eufórico, cantando, bailando, tocando la pandereta y descorchando una botella de champán con la que remojó al público.

A partir de ahí las sorpresas se encadenaron mientras Springsteen y la E Street Band, con Steve Van Zandt de vuelta, derrocharon energía y pasión para despedirse por todo lo alto. Llegaron “Leap of Faith” y “Jump”, el clásico de Van Halen, antes de estrenar “Frankie”, “Seven Angels” (nunca antes la había tocado en directo) y “Don’t Look Back”, canciones que en su momento descartó y recuperó hace años en la caja Tracks.

La gran variedad de estilos y canciones incluidas en este concierto dejó poco espacio para los temas más recientes. Uno de ellos fue la divertida “Frankie Fell In Love” donde de nuevo afloró la complicidad entre los dos compadres, Bruce y Steven.

El ritmo no bajó en ningún momento y encadenó un rock tras otro, con momentos de brillo para los dos virtuosos de la guitarra (Lofgren, como siempre, luciéndose en “Youngstown” y Morello en “The Ghost of Tom Joad”) y con gran protagonismo de Steven, lo cual dio pie a recuperar numerosas piezas de las épocas gloriosas de The River (“You Can Look”, “Cadillac Ranch”, “I’m a Rocker”, “Ramrod” y la estupenda “Loose Ends”) y Darkness (con “Adam Raised a Cain”, “Darkness” y “Badlands”).

Para la recta final se guardó una de sus bazas: “Jungleland”, en una versión rozando la perfección, con un gran trabajo de Jake al saxo. Antes habían llegado los temas fijos en todos los conciertos de la gira: “Born to Run” (un momento de exuberancia y emoción compartida, con las luces del pabellón encendidas), “Dancing in the Dark” y “Tenth Avenue Freeze-Out” (las otras canciones fijas cada noche han sido “Badlands” y “High Hopes”).

En estos cuatro meses de que ha durado la gira High Hopes, Springsteen ha dado 34 conciertos en Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, con un repertorio de 181 canciones distintas. Aunque no hay ningún anuncio oficial, parece claro por las palabras del propio Bruce que la gira ha llegado a su fin y no habrá más conciertos.

E st Radio_mitchEl día antes Springsteen fue entrevistado por Dave Marsh en el canal E Street Radio, donde comentó que la gira llegaba a su fin, que tenía algunas ideas para el futuro aunque no entró en detalles (“ya veremos”, dijo) y que están en proceso de remasterizar los conciertos clásicos de su carrera para poder editarlos. Queda también pendiente la caja de The River de la cual habló en diciembre, más muchos otros proyectos que seguramente tendrá en mente. Ahora, por el momento, toca descansar.

Foto: Mitch Slater

Ver setlist completo y más vídeos

Be Sociable, Share!