23 abril, 2014

Springsteen abre su concierto en Pittsburgh con un tema de The Clash

Bruce Springsteen dio ayer un revolcón a su repertorio habitual. Abrió el concierto con una inesperada «Clampdown», el temazo de los Clash incluído en el legendario doble álbum London Calling, seguida de «Badlands» y «Johnny 99», en un inicio poco habitual. Siguió con canciones más propias de los bises, como «Stand on It» (estreno en la gira) y una versión de «Seven Nights to Rock» a ritmo de swing, cantada a duo con Patti Scialfa (ausente en conciertos anteriores).

Tras el popular crowdsurfing en «Hungry Heart» llegó otro estreno: «I Wanna Be With You», seguida de otra canción de Tracks, «Back In Your Arms», y la recuperación de «The Promised Land» y «Youngstown». Llegó entonces esa mitad de concierto donde el setlist se vuelve previsible y Bruce ofrece su mejor faceta de entertainer (con «Darlington County», «Shackled and Drawn», «Waitin’ On a Sunny Day»…) solo que… se saltó el guión habitual y no tocó ninguna de esas piezas habitualmente fijas, y en su lugar sonaron «Lonesome Day», «Mary’s Place» y «Radio Nowhere».

En los bises más cambios: «The Promise» al piano seguida de «The Wall» y la furia de «Born in the U.S.A.» (ambas apropiadamente juntas para reforzar el mensaje antibelicista), para luego invitar a la familia Grushecky al escenario (padre e hijo, Joe y Johnny) en una descarga imparable de rock’n’roll («Light of Day», «Frankie Fell in Love» y «Born to Run») antes de continuar con el guión habitual («Dancing in the Dark», «Tenth Avenue Freeze-Out» y «Shout») y cerrar con el mantra que crea con «Dream Baby Dream», tocada en solitario al armonio.

Durante la recta final Bruce anunció su participación en dos conciertos con Joe Grushecky & The Houserockers que se celebrarán el 22 y 23 de mayo en el teatro Soldiers & Sailors Hall de Pittsburgh. Será la tercera vez que Bruce toca en estos conciertos con Joe. Las entradas salen hoy a la venta a través de Ticketmaster.

Ver setlist completo

Be Sociable, Share!