30 enero, 2014

Conciertos a la carta

webdescargas

Bruce Springsteen es uno de los artistas más pirateados de la historia: sus fans atesoraban las numerosas grabaciones de sus conciertos como maná del cielo, buscando el recuerdo de noches memorables, de esa versión única que sólo tocó en tal o cual concierto, de los que fueron transmitidos por radio (esos míticos Passaic, My Father’s Place, Bottom Line, Main Point, Winterland, Roxy…), de conciertos en bares y clubs… Los grababan y compartían desde épocas pretéritas: existen grabaciones de sus primeras bandas (The Castiles, Steel Mill…) en los años 60, y más de mil conciertos desde que empezó a girar con la E Street Band en 1972. Primero fueron los cassettes, intercambiados con paciencia vía postal tras rebuscar anuncios en revistas extranjeras o vía conocidos y amigos, los vinilos ilegales comprados bajo mano en tiendas independientes, luego apareció el formato digital (DAT), los CD grabables y, finalmente, los intercambios digitales en la red (Mp3 o el más profesional formato FLAC).

Hoy Bruce Springsteen, tras años de oposición frontal a que sus conciertos se grabaran y distribuyeran ilegalmente, ha dado un paso de gigante: el primer concierto de la gira 2014 está ya disponible en su tienda oficial para ser descargado (solo audio) de modo legal. Hay dos formatos posibles de descarga: MP3 (a 7,70€) o FLAC (a 11,50€). El formato FLAC es el de mayor calidad y se puede convertir al formato CD (WAV) sin perder calidad de sonido. El MP3, aunque de inferior calidad, es ideal para quien sólo escuche música a través del ordenador, un smartphone o reproductores MP3. Para quien quiera reproducir los ficheros FLAC en su ordenador, lo ideal es el programa gratuito VLC (reproduce practicamente cualquier formato de audio o video).

Descargado ya el primer concierto hemos comprobado que la mezcla y sonido del concierto es más que aceptable (superior a cualquier disco pirata grabado por el público), con nitidez instrumental y ambiente de público entre canciones, aunque sin llegar a la calidad de los conciertos publicados en CD (Hammersmith Odeon ’75, Live in New York City, remezclados a conciencia en un estudio). Se trata de un excelso souvenir que complacerá a fans y coleccionistas, además de acabar con la piratería. Es, de momento, un primer paso, ya que según ha comentado en entrevistas recientes, la intención del artista es abrir su archivo más adelante y ofrecer conciertos de giras previas. Si la propuesta actual funciona y suficiente gente compra los conciertos es más que probable que Bruce siga el camino trazado y empiece a ofrecer los pesos pesados de su carrera: esos conciertos míticos de etapas anteriores, en especial los años 70, tan ansiados por los seguidores más acérrimos, conciertos que forjaron la leyenda.

En los conciertos se vende también una pulsera USB que da acceso a descargar un concierto: es un objeto pensado claramente para fans casuales o menos versados en internet. Al conectar el USB al ordenador se activa directamente la página de descargas y el usuario elige el concierto que quiere, el cual se descarga automáticamente en la pulsera USB. Un método fácil pensado más bien para quienes compren la pulsera ‘en caliente’ al salir del concierto, aunque a un precio muy distinto al de las descargas directas: la pulsera cuesta 30€.

Los conciertos se pueden descargar desde hoy en la tienda oficial.

pulseraUSB

Be Sociable, Share!