5 julio, 2013

Genève

El martes en Genève, Suiza, Bruce recuperó la la estructura típica de esta parte de la gira: set list impredecible y con material de todas las épocas. Empezó con “Shackled and Drawn”, dirigiéndose al público en francés, y enlazó con “Badlands” y “Death to My Hometown” (en una posición distinta a la habitual). El ritual de recogida de carteles aportó “Out in the Street”, “Hungry Heart”, “Candy’s Room” y “She’s the One”. Sorprendió que “Wrecking Ball” desapareciera, como ya ocurrió hace semanas con “We Take Care of Our Own”, dejando este concierto con sólo tres canciones del nuevo disco.

Más adelante, y haciendo mención a los fans que le siguen por todo el mundo, rescató “Frankie”, ese descarte de Darkness y Born in the USA que felizmente recuperó para la caja Tracks. Tras la furia eléctrica de “Youngstown” y “Murder Incorporated” tenía prevista “Point Blank”, pero la dejó de lado en favor de tres canciones de Born in the USA: “Darlington County”, “Working on the Highway” y “Bobby Jean”. El set principal acabó con “Land of Hope and Dreams”, dedicada a Nelson Mandela.

El primer bis fue una inmaculada versión en solitario, sentado al piano, de “The Promise”, gracias a un curioso cartel que pedía la canción y “un descanso para los brazos de Max”. “American Land” y la versión acústica de “Thunder Road” pusieron fin a un concierto para 30.000 personas celebrado bajo la lluvia.

Ver setlist completo

Be Sociable, Share!