26 mayo, 2013

Dinamarca

La estancia de Springsteen en Dinamarca se saldó con un concierto excelente y otro extraordinario, y un total de 47 canciones diferentes interpretadas durante las dos noches. La primera noche en Copenhagen dejó un gran sabor de boca a los 40.000 asistentes en el estadio cubierto Parken, en un ambiente festivo (y con una buena parte del público ingiriendo cerveza tras cerveza como el que bebe agua en pleno verano, lo cual provocó un cierto ambiente de ruido y charla continua en el pit).

Tras la inicial “We Take Care of Our Own” Bruce empezó a recoger carteles del público con peticiones diversas, y a tocar una tras de otra. Así llegaron “Two Hearts”, “Loose Ends”, “Cadillac Ranch”, “Radio Nowhere” y “Trapped”, dando fuerza a un arranque de concierto pletórico de energía. Con el estadio a sus pies en pocos minutos, siguió con las dos canciones habituales de Wrecking Ball y la participativa “Spirit in the Night”, tras la cual sorprendió anunciando que iba a tocar, en homenaje a tantos años de conciertos en Dinamarca desde 1981, el álbum Born to Run completo.

La interpretación fue magnífica, con la pletórica “Thunder Road” dando paso a una abreviada “Tenth Avenue Freeze-Out” (sin el parón final, lo cual le dio más energía y ritmo) y una explosiva “Night”, donde las guitarras fueron protagonistas. “Backstreets” contó con “Sad Eyes” en su interludio, aunque en una versión muy corta e interrumpida, lamentablemente, por los parloteos y voces de los más aficionados al alcohol que a la música. Una sublime “Meeting Across the River” dio paso a “Jungleland”, cerrando el disco de forma majestuosa.

“Pay Me My Money Down” recobró de nuevo el ambiente festivo, con varias fans sobre el escenario siguiendo la conga de los músicos al final de la canción. En los bises sorprendió con una excelente versión de “Brilliant Disguise”, una de las pocas piezas de Tunnel of Love que han sonado en esta gira, a la cual siguió una versión hipereléctrica de “Light of Day” y cuatro canciones de éxito del álbum Born in the U.S.A., antes de finalizar con “Twist and Shout” y una inesperada “Raise Your hand”, ambas con Jon Landau invitado a tocar la guitarra en el día de su cumpleaños. Tres canciones en un concierto que superó las tres horas y dio muestra del altísimo nivel al que está la E Street Band en este momento, con un líder en plena forma.

Dos días después tocó en Herning, una pequeña localidad en el centro agrícola del país, en un estupendo pabellón moderno con capacidad para 15.000 personas. Allí vimos a un público mucho más entregado a la música y menos a socializar y beber, en un gran ambiente. Y Springsteen dio un conciertazo, desbordante de energía y momentos mágicos desde que arrancó con la gran “Long Walk Home”, enlazada con la tensión (eléctrica y emotiva) de “My Love Will Not Let You Down” y “The Ties That Bind”.

El rumor previo a esta actuación indicaba que Bruce podría tocar el álbum The River al completo (el día antes algún miembro de la banda nos comentó la posibilidad) y aunque no ocurrió no deja de ser curioso que Bruce ensayara “Wreck on the Highway” en las pruebas de sonido e incluso la tuviera prevista en el set list, aunque se la saltó finalmente. Además, entre los dos conciertos en Dinamarca tocó una notable cantidad de canciones de ese disco o de esa época (Two Hearts, Loose Ends, Cadillac Ranch, The Ties That Bind, Ramrod, Trapped, Out in the Street, Hungry Heart, The River). Quizá haya suerte y un día de estos se decida a tocar el mítico álbum entero en algún concierto europeo.

En Herning nuevamente Bruce recopiló peticiones del público y empezó con la más sorprendente: una chica escribió su petición en su barriga embarazada, captando la atención del artista, quien cumplió con la petición y tocó “Tougher Than The Rest”, una de las pocas canciones de Tunnel of Love que han sonado en esta gira.

Repescó a continuación dos magníficas canciones de su álbum de debut: “Does This Bus Stop at 82nd Street?” y “For You”, para proseguir con dos de sus grandes baladas, la infrecuente “Wish I Were Blind” (una de las mejores piezas de Human Touch, e injustamente olvidada), en formato acústico, seguida de una memorable “The River”. De las baladas pasamos a la versión de 1978 de “Prove it All Night” (la mejor que le hemos visto en esta gira) y, en plena euforia, a “Murder Incorporated” y “Johnny 99”, y el desmadre swing de “Open All Night”. De los bises destacó una imprevista “Ramrod” (en su versión más loca y divertida), antes de culminar la velada con “Tenth Avenue Freeze-Out” y haber ofrecido dos grandes conciertos en Dinamarca.
Salvador Trepat

Set list completo de Copenhagen
Set list completo de Herning

Ver galería de fotos de Copenhagen

Be Sociable, Share!