24 julio, 2012

Bergen

En la lluviosa y fría ciudad de Bergen Springsteen ofreció anoche el primero de dos conciertos, arrancando con una emocionante versión al piano (con Roy Bittan) de “Who’ll Stop the Rain?”, seguida de “Downbound Train” (“toquemos otra canción de lluvia”, dijo Bruce) y “Cover Me” (estreno en la gira). El concierto incluyó la rarísima “Seaside Bar Song” (escrita en 1973 y editada en la caja Tracks), el estreno de “This Depression” (acústica, con Bruce tocando la guitarra de 12 cuerdas), “For You” (al piano) o “Radio Nowhere” y “Badlands” cerrando el set. Los bises empezaron con una propuesta inédita: ni “Rocky Ground” ni “We Are Alive” sino “I’m On Fire”, una de las siete canciones de Born in the U.S.A. que sonaron ayer, reduciendo el número de canciones de Wrecking Ball considerablemente.

Durante “Dancing in the Dark” dos chicas subieron al escenario: una para bailar con Bruce, mientras la otra se acercaba a Max Weinberg, le pedía tocar y éste le dejaba sentarse a tocar la batería (y lo hizo bien). Un momento inédito, que Bruce confirmó diciendo “¡esto no había sucedido nunca!”. En dos ocasiones, durante “Tenth Avenue” y “Twist and Shout”, una niña sube al escenario para remojar a Bruce con la esponja amarilla que suele usar Steve en ese momento.

Ver set list completo.

Be Sociable, Share!