5 abril, 2012

New Jersey #2

Como era de esperar, la segunda noche en el pabellón de East Rutherford trajo unas cuantas sorpresas y novedades, además de una actuación si cabe más intensa y compacta que la del día anterior. El guión básico se mantiene, con las canciones fijas del nuevo disco cada vez más rodadas y engrasadas (“Wrecking Ball” o “Easy Money” entre las más destacadas), junto a la emocionante “Thunder Road” cerrando el set principal.

En cuanto a novedades, cinco estrenos hoy en la gira: una sensacional versión de “The Ties That Bind” casi al inicio, con Jake clavando uno de los solos más señalados de Clarence. “Candy’s Room” y “Johnny 99” (extendida, intensa y con gran participación de los vientos en su parte final) ocupan la posición de “The E Street Shuffle”. El concierto avanza combinando sin fisuras temas nuevos junto a repescas bien elegidas, llegando a un duo de impacto: nada menos que “Jackson Cage” (explosiva versión con Bruce tocando la guitarra de doce cuerdas) enlazada sin pausa con una de las mejores versiones de “She’s the One” de los últimos años, tocada con fuerza y culminada, de nuevo, con el solo de saxo de un sorprendente Jake, cada día más afianzado en su posición, sin ningún miedo ante los retos que le impone Bruce con más y más canciones a diario.

Tras la inevitable sección “infantil” y una poco atrevida “The Promised Land” (ese tempo sigue siendo muy lento), llega la primera versión de la gira de uno de los tótems de Springsteen: “Racing in the Street”, que sin ser de lo más logrado del concierto (flojea aún la parte vocal, poco intensa), brilla en su recta final gracias al fantástico trabajo al piano de Roy Bittan, con su épico in crescendo.

En los bises reaparece, por petición de algunos fans, “Trapped”, en su versión más lucida, prácticamente idéntica a la versión que hacía en la gira de The River. Y es que cuando Bruce decide recuperar la buena costumbre de cantar con intensidad y convicción se recuperan esos sabores de las giras míticas de los 70, tantas vez dejados de lado en pos de la fiesta más banal y la intrascendencia. “Trapped” ha recuperado esas viejas sensaciones, al igual que una delirante e hiper rockera versión de “Ramrod”, otro estreno en esta gira. En la canción de cierre, “Tenth Avenue Freeze-Out”, se han proyectado imágenes de Bruce y Clarence en concierto, en el momento en que la banda deja de tocar al llegar el solo de saxo, mientras Bruce jaleaba al público desde el pequeño escenario a mitad de la pista. La respuesta, como pasó ayer también, ha sido unánime y ensordecedora de nuevo. Y es que el recuerdo de Clarence Clemons sigue muy vivo y reciente en la memoria colectiva del fandom springsteeniano.

El próximo viernes informaremos en directo desde el Madison Square Garden via twitter (@pointblankspain).

Crónica de Salvador Trepat.
Fotos de Edu Beltrán.
Ver set list completo.

 

Be Sociable, Share!