19 marzo, 2012

Arranca la gira Wrecking Ball

Bruce Springsteen inició ayer la gira oficial Wrecking Ball en el Philips Arena de Atlanta, con un concierto de 2 horas y 35 minutos, y 24 canciones. Nuevamente recordando las introducciones que hacía James Brown en los 60, se autopresentó como en el concierto del Apollo, esta vez definiéndose como “The Jersey Devil!… The future of rock ‘n’ roll himself!… Currently riding the Billboard charts at the number-one position for four solid days!”.

El setlist fue parecido al de las dos actuaciones recientes en el Apollo de Nueva York y el festival SXSW de Austin, con 5 añadidos: “Easy Money”, “Lonesome Day”, “Born to Run”, “Dancing in the Dark” y “American Land”. La estructura básica del concierto se basa en las nuevas canciones, verdadera columna vertebral de la nueva gira, junto a las repescadas “My City of Ruins”, “The E Street Shuffle” y “Thunder Road”. El resto del concierto se rellena básicamente con las canciones más interpretadas en las últimas giras del artista, tótems inamovibles, y previsibles, como “Waitin’ on a Sunny Day” (incluyendo el momento del “niño cantor”), “The Promised Land”, la pareja “Lonesome Day/The Rising” y un trío de éxitos basado en las populares “Born to Run”, “Dancing in the Dark” y “American Land”.

El concierto finaliza con una emotiva versión de “Tenth Avenue Freeze-Out” en homenaje al desaparecido Clarence Clemons, un final épico a un concierto donde destacan el material reciente, la profusión de vientos, el nuevo rol de Jake Clemons y el medley de soul (que Bruce ha bautizado como “Apollo Medley”) durante el cual el artista se pasea rodeando al público de  las primeras filas hasta llegar a un pequeño escenario situado en la parte trasera de la zona “pit”, antes de la segunda barrera de vallas. Allí sigue cantando “634-5789” hasta que se lanza sobre el público, quien le lleva en volandas hasta el escenario practicando el crowd-surfing. El resultado es un concierto sólido y brillante, con una banda muy rodada tras dos meses de ensayos intensos y conciertos de presentación. Y promete: aunque por el momento Bruce se basa en la seguridad de sus éxitos más consolidados, estamos seguros de que irá cambiando y añadiendo canciones según avance la gira. De momento en las pruebas de sonido de ayer ya ensayó “The River” y “She’s The One” (la incluyó en el setlist, pero fue sustituida de modo improvisado por “Lonesome Day”, dudas de última hora). Y repertorio no le falta: 40 años de canciones en cartera, y un doble álbum de inéditas, The Promise, a la espera de ser estrenadas, como ya sugirió Steve Van Zandt en alguna de sus recientes entrevistas. Esta noche, en Greensboro, segundo concierto de la gira.

Ver set list completo de Atlanta.

Be Sociable, Share!